Almidones, carbohidratos que nos ayudan a perder peso si sabemos comerlos

Almidones, carbohidratos que nos ayudan a perder peso si sabemos comerlos

Almidones, carbohidratos que nos ayudan a perder peso si sabemos comerlos

Carbohidratos que nos ayudan a perder peso. Alimentación sana

 

Los carbohidratos han sido demonizados como los causantes de los excesos en el peso y de trastornos metabólicos como la diabetes, sin embargo los últimos avances en materia de nutrición señala que ningún grupo de nutrientes debe ser excluido de una alimentación saludable, y que particularmente los almidones pueden ser nuestros aliados si aprendemos la manera correcta de incorporarlos en las comidas.

Las más recientes investigaciones han hallado que las personas más delgadas incluyen en su dieta diaria más carbohidratos que las personas con sobrepeso. Los carbohidratos son el combustible de nuestro cuerpo, el alimento del cerebro, al sumarlos de manera justa a la dieta podemos incluso bajar de peso, quemar calorías, y sentirnos con más energía.

Los buenos carbohidratos – generalmente, procedentes de alimentos naturales y no industrializados –  nos hacen sentir satisfechos, y controlan el apetito ya que tardan más en digerirse y eso hace que sintamos menos necesidad de volver a comer.

Los almidones particularmente logran disminuir la ingesta de calorías en 10% al día siguiente porque no sentimos un hambre voraz, es decir, somos capaces de esperar tranquilamente la próxima comida sin “atacar” cualquier cosa que se nos ponga por delante. Al evitar la sensación de languidez estomacal, si estamos haciendo dieta para perder peso nos evita la sensación de estar comiendo demasiado poco.

La glucosa o el azúcar en la sangre requieren de los carbohidratos para poder mantenerse en niveles adecuados. Al aprender a comer carbohidratos podemos mantener los niveles de glucosa en sangre saludables, evitando la diabetes.

El metabolismo se acelera y trabaja mejor cuando comemos buenos carbohidratos. Así se quema grasa de manera natural y se resguarda de la pérdida de masa muscular. Particularmente, es la grasa del abdomen la que se quema mejor de esta manera.

También logran acrecentar la sensación de bienestar, nos da energía, elevan las hormonas que nos hacen sentir bien, y refuerzan la sensación de estar en control sobre tu cuerpo y tu alimentación. El cerebro no activa la fase de necesidad de alimentos y así evitamos los ataques de hambre.

Entre los almidones sanos que podemos incorporar están las legumbres, excelente fuente de proteínas de origen natural y otros buenos nutrientes. También el maíz en distintas formas, el arroz – mejor si es integral – las papas y batatas en cantidades moderadas, también zapallo y calabaza, siempre eligiendo métodos de cocción saludables. Un truco excelente para comer y aprovechar mejor los almidones es cocinar los alimentos y dejarlos enfriar al menos dos horas antes de comerlos – aunque los volvamos a calentar – así degradamos las azúcares y engordamos menos. Claro que deben sumarse a la dieta en moderada cantidad y balanceando con otros grupos alimenticios.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*