Cómo influyen los alimentos en el estado anímico

Cómo influyen los alimentos en el estado anímico

Cómo influyen los alimentos en el estado anímico

Cómo influyen los alimentos en el estado anímico. Salud y alimentación.

 

¿Qué mujer no se tienta con un dulce, una porción de torta o un chocolate?  Estos antojos o tentaciones, gustan y mucho ayudan a que el estado anímico aumente y nos sintamos mucho más calmas, satisfechas y asimismo relajadas.

En líneas generales siempre tratamos de comer aquello que más no gusta a pesar que luego nos arrepintamos porque engordan.  Este hecho se debe a que acudimos aun de manera inconsciente a ellos porque como ya se ha dicho, nos hacen sentir mejor y hasta el humor aumenta. ¿A qué se debe? Al proceso que llevan a cabo las endorfinas y que están estrechamente ligadas con nuestros sentimientos y emociones como estado de ánimo.

Es por lo dicho que muchas veces cuando no ingerimos nada o lo que no nos agrada, solemos mostrar un muy mal humor o nos irritamos con mayor facilidad y ante cualquier inconveniente. Científicamente se ha comprobado que lo que se come, impacta directamente y con mucha rapidez en cómo nos sentimos.

Un punto clave es que si se está efectuando una dieta, el cambio brusco de los alimentos como el consumo de menos calorías altera el estado emocional. Es por tal motivo que se puede mantener una silueta, un peso adecuado o efectuar una dieta en tanto se consuman alimentos que gusten y que no resulten monótonos efectuando una amplia variación de los mismos. Comer mermeladas diet, gelatinas, postres en muy bajas calorías usando queso crema, crema sin azúcar y muchos otros productos que hay en el mercado. Ingerir una cucharada sopera de azúcar por día no sólo mejora el ánimo, sino que además es necesaria para mantener una buena concentración.

También hay que darse algún gusto durante la jornada sin abusar comiendo una barra de cereal, un chocolate diet también, un exquisito licuado de frutas con una cuchara de crema chantilly y hasta ingerir algo de leche con un  poco de cacao. Esto no hará que engordes en tanto no abuses. Puedes llevarte algo a la oficina o cuando sales por si se te antoja, o bien disfrutarlo tranquila por la noche mientras miras una película. Ten en cuenta que las dietas  en donde todo es verdura y fruta y algunas carnes blancas y sólo se bebe agua, disminuye la cantidad de serótina que produce el cerebro y el mal humor como la inestabilidad emocional aumentan.

Por otro, lado las dietas milagrosas no existen o suelen durar muy poco apareciendo el efecto rebote luego, al comerse todo lo que te place. Si llevas a cabo una buena alimentación rica en nutrientes y vitaminas, evitando el alcohol, las grasas y las frituras, podrás disfrutar de una pequeña porción de un postre, de un pequeño helado o de algún chocolate sin sentir culpa, pues es necesario recordar que una dieta perfecta requiere de ejercicio al menos tres veces por semana lo cual sí hará que tu silueta se mantenga excelente sin tener que padecer los típicos trastornos de ánimo y humor. Si aun tienes alguna duda, consúltalo con tu medico nutricionista quien te sabrá decir mejor en qué momentos del día y en qué cantidad darte esos gustos que ayudan a sentirte relajada y con ánimo para llevar a cabo las tareas cotidianas.

Bajar de peso o mantenerlo, no implica privarse de ciertos placeres que ayudan a tu equilibrio mental y emocional. La dieta debe ser armoniosa muy equilibrada, no deben existir alimentos que no agraden o comer de manera rutinaria y hacerlo en las horas que corresponden para no pasar hambre inútilmente,  y que entonces llegue la compulsión por la noche de querer arrasar con lo que se encuentre en la heladera, y por último no tienen que figurar en la dieta los alimentos prohibitivos que tanto influyen en los estados de ánimo causando bronca e irritabilidad. Hacer una dieta o mantener el peso exacto, no tiene que  ser sinónimo de sufrimiento.


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*