Cómo dar volumen al pelo fino

El grosor del cabello no es uniforme para todas las personas. Así como genéticamente estamos predispuestos a tener el pelo oscuro o claro, lacio o con rulos, tener pelo fino es algo que se hereda y a diferencia de las otras características del cabello, no hay mucho que podamos hacer al respecto. Pero de todas formas, con algunos consejos, es posible darle volumen al pelo fino, es decir, lucir una cabellera que parezca más abundante a la vista.

 

Cómo dar volumen al pelo fino

Lo primero a tener en cuenta es que el pelo fino es más delicado, por sus características suele quebrarse más fácilmente, así que es necesario cuidarlo y nutrirlo.

Es necesario contar con productos de cosmética capilar específicos para el cabello fino o que aporten volumen, pero no aquellos que contienen siliconas, pues hacen al pelo más pesado y lo aplastan.

El pelo fino sufre más de frizz, por eso no deben faltar los productos anti-frizz, incluso aquellos que se pueden llevar en la cartera y aplicar en cualquier parte. De todas formas, hay que considerar que este tipo de pelo tiende a engrasarse con facilidad, por eso todo lo que utilicemos no debe hacer nuestro pelo más pesado.

Un buen corte de pelo es una gran solución para el pelo fino. Los cortes en capas y degradados, con distintos largos, y no mucho más allá de los hombros, son ideales. Por el contrario, una melena recta y larga desfavorece.

Los peinados con batidos, como también los que dan suaves ondas, ayudan a dar volumen. Evita el lacio total, que hace lucir al pelo fino más aplastado y menos abundantes.

Un peinado recogido también puede ayudar a sumar volumen a la cabellera, en especial si es informal, con el pelo algo batido o con textura.

El pelo fino es frágil, se lo debe peinar con cepillos suaves de cerdas naturales para evitar la ruptura del cabello, también se debe evitar enroscarlo con la toalla, se lo debe secar tomando mechones entre las manos con la toalla y presionando suavemente. Cuidado también al desenredarlo, pues se rompe muy fácilmente.

Por lo mismo, evita siempre que puedas el uso de secadores, planchas o rizadores. Cuando los utilices, procura que la temperatura no sobrepase los 150 grados, pues el exceso de calor ayuda a debilitar el cuero cabelludo y favorece el adelgazamiento del pelo.

Para ganar volumen, secar el cabello boca abajo o levantando las raíces es un sencillo truco que aportará más volumen al cabello. Otro truco es llevar mechas o reflejos, que dan una sensación de más volumen. Ten en cuenta, sin embargo, que el pelo fino no tolera bien la decoloración. Utiliza colores de tintura que no difieran muchos tonos de tu color natural.

Las extensiones pueden parecer una buena solución, sin embargo el pelo fino no tiene fuerza para sostener los apliques, por lo tanto se termina partiendo y luciendo cortajeado.

Ayudá a irrigar y nutrir tu pelo fino con masajes circulares con las yemas de los dedos en todo el cuero cabelludo. Esto estimula la microcirculación, para que el cabello gane brillo, volumen y vitalidad.

La dieta incide en el pelo, por ello para lucir un pelo más fuerte, sano y brillante, que no falten en tu dieta los huevos, la leche, las carnes, frutas, verduras y frutos secos, en saludable proporción. Algunos complementos como la alfalfa y la levadura de cerveza son perfectos para fortalecer el pelo fino.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*