¿Cómo lavarse el pelo con yema de huevo? Te lo contamos aquí

En esta oportunidad, vamos a presentar en el blog de Gabinete de belleza un verdadero truco para embellecer el pelo. La propuesta que compartiremos aquí es totalmente natural y representa un preparado a base de yema de huevo. Para saber a qué nos referimos no puedes dejar de leer el siguiente artículo.

Muchos alimentos que son beneficiosos para nuestro organismo también resultan positivos en tanto remedios naturales que son aplicados en nuestra piel o cabello. Aunque de manera distinta que cuando son utilizados en tanto alimentos, pueden aportarnos así vitaminas y minerales y lo positivo está dado por la ausencia de químicos que reconocen este tipo de productos.

Los huevos y su yema son un caso particular de este tipo de aplicaciones y servirán como ejemplo en el presente texto para que te mostremos un verdadero truco de belleza. La yema del huevo te ayudará a mantener tu cabello limpio y sano, y propone una hidratación natural que podrá durar mucho tiempo.

 

¿Qué nos aporta la yema de huevo?

Vale decir que en pleno Siglo XXI nada estamos descubriendo si pretendemos utilizar la yema de huevo como una suerte de shampoo natural. Nuestros abuelos ya usaban este elemento natural para limpiar el cabello y era de esa manera como lo mantenían hidratado y sano.

La utilización de la yema tiene su explicación en función de la cantidad de propiedades beneficiosas que aporta a nuestro organismo. Contiene vitaminas A, B, E Y D. Además, posee minerales esenciales como el selenio, cinc, fósforo y hierro.

 

Acerca del preparado natural

El presente preparado natural vendría a cumplir la función del shampoo y por supuesto, colabora con la salud capilar de quien utilice tal aplicación. Para realizarlo, debemos contar con una yema de huevo y la misma debe estar totalmente limpia y desposeída de restos de clara. Si el cabello es voluminoso y extenso, será preciso trabajar con dos yemas.

Sobre el cabello húmedo, se aplica la yema de la misma manera que aplicaríamos cualquier shampoo. Deberás repartir la yema muy bien a lo largo y ancho de toda la cabeza, dejando que la misma actúe y tu cabello reconozca así sus propiedades beneficiosas.

Luego de que la yema repose por lo menos un minuto encima de nuestro cuero cabelludo, enjuagaremos con agua tibia. Es importante que el agua sea tibia y no caliente, ya que la yema podrá cocerse y quedar pegada a nuestro pelo si el agua utilizada tiene más temperatura que la recomendable.

De esa manera, tu lavado a base de yema de huevo estará totalmente terminado y el mismo representa un verdadero truco natural de belleza.


Acerca de Ismael Naput 34 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*