¿Cómo tener unos pies sanos y bellos?

¿A qué mujer no le preocupa la belleza y el cuidado de los pies aún más en verano? Por cierto los cuidados de los pies muchas veces se postergan, pero cuando llega el verano y es hora de lucirlos es necesario que se vean bellos y sanos. Tener pies que están resecos o con callos, o uñas no bien cuidadas no es algo que a una un mujer le agrade pero como todo tiene solución veamos algunos tips para alcanzar que los pies obtengan más suavidad y sin gastar mucho dinero.

En primer lugar para que la piel de los pies se mantenga suave es necesario utilizar un calzado adecuado, con el que pisemos bien y que no produzca callosidades ni resecamiento . Lo ideal es utilizar plantillas en tela o bien en esponja que ayudan a evitar todo tipo de durezas.

Por la noche es fundamental colocarse una buena crema y cuando ya los pies la hayan absorbido ponerse unas medias y acostarse de inmediato. De eta menara se logra una excelente hidratación durante toda la noche. La falta de dinero no es excusa para no cuidar los pies, con tener siempre aceite de ajonjolí a mano es suficiente pues este se esparce en las zonas afectadas en tanto se van realizando masajes suaves y así  de deben mantener durante toda la noche.

Otra alternativa es no olvidarse de la famosa piedra pómez o bien de una esponja de tipo vegetal, y con ella masajear los pies cada mañana con el fin de remover todas las células muertas como las capas de piel que se han endurecido. Poco a poco los pies reobrarán suavidad y se verán libres de resecamiento y durezas. Si lo desean pueden agregar un poco de jugo de limón con sal gruesa, y con esta mezcla frotar muy bien los tobillos. El limón es muy bueno para la piel. Traten de evitar los calzados que sean completamente cerrados. Una infusión de menta no viene  nada mal, puesto que al aplicarla directamente con la ayuda de una gasa se obtendrán resultados asombrosos.

Algo que tampoco se debe olvidar es limarse los pies y no caminar descalzas, puesto que el pie se vuelve más ancho y se reseca. Y además de escoger el calzado adecuado, es necesario lavar muy bien los pies  cada día con un jabón neutro y agua tibia y enjuagarlos con agua bien fría. Luego, secarlos muy bien para evitar la parición de hongos y finalmente volver a aplicar una crema hidratante. En verano se los debe proteger del sol. Si por ejemplo usan sandalias, coloquen en los pies protector solar porque la piel de los pies es muy delicada. Para que estos pies tan bellos se mantengan bien perfumados, se pueden usar talcos o desodorantes no muy agresivos. Por supuesto que hay que cortar las uñas muy prolijamente sin excavar mucho en las puntas para evitar que se encarnen. Colocar crema y pintar con un lindo esmalte. Y cuando se compren los zapatos es aconsejable hacerlo al final del día. Los pies están hinchados de tanto andar, así que al llegar a  casa descansen unos minutos y luego compren el calzado deseado, porque si en ese momento el par de sandalias o zapatos quedan cómodos, lo harán siempre. Traten en este caso de escoger calzado de cuero o de tela y evitar todo aquello que sea sintético. ¡A ponerse en marcha!

 


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*