Consejos para la depilación de las cejas

Las cejas tienen la virtud de enmarcar la mirada, y si se logra una buena forma, es notable cómo se pueden resaltar los rasgos. Pero lograr una forma ideal requiere de cierta dedicación y de seguir algunos consejos para la depilación de las cejas.

Cabe señalar que un buen formato de cejas favorece el marco del los ojos, haciendo a la mirada más interesante y seductora. Una ceja prolija, tiene algunas características, como su pelo repartido de manera uniforme y regular, con pelo liso y una buena forma.

Una ceja de buena forma comienza en línea recta desde el lagrimal, llega a su altura en el medio y hacia el final culmina en línea diagonal, hacia el final del ojo.

Un truco de maquilladores es utilizar el mango de un pincel o un lápiz delineador – cualquier elemento recto –. Se apoya al costado de la nariz y, diagonalmente, la otra punta del objeto debe llegar al final de la ceja. La línea toca la comisura del labio, pasa por el ángulo externo del ojo y debe tocar el extremo de la ceja.

De la misma forma, el comienzo de la ceja debe coincidir con el costado de la nariz, en forma recta.

Finalmente, la altura se mide con una línea recta que parte de la comisura del labio, toca el lado externo del iris del ojo (zona de color) y termina en el ángulo de la ceja.

Otro dato a considerar es que en el caso de que existan zonas despobladas de la ceja, se las puede corregir con un lápiz de maquillaje de cejas, trazando pequeñas líneas punteadas que rellenen la ceja y la definan.

Otro truco de maquilladores profesionales es fijar las cejas con una máscara para pestañas en gel transparente, que de esa manera las deja en su lugar y muy definidas. Los peines y cepillos para cejas y pestañas son útiles herramientas que permiten dar buena forma a las cejas, no deben dejarse de lado y siempre es bueno tener un cepillo en el bolso para retocarlas durante el día, tal como nos peinamos el pelo durante la jornada.

El momento ideal de depilar las cejas es al salir de la ducha, puesto que el vapor dilata los poros y facilita la salida del vello. Conviene realizar un retoque semanal. Se puede utilizar un poco de cera en caso de entrecejos demasiado poblados, sin embargo este sistema es demasiado cruento para la delicada piel de la zona periocular, así que se debe limitar para casos en los que sea indispensable.

Un gel con aloe vera o una simple infusión de manzanilla fría, aplicada con un disco de algodón, son suficientes para calmar la momentánea irritación que se genera tras la depilación de cejas.

 


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*