Cuidados para antes, durante y después de realizarte un tatuaje

A muchas nos pasa que tal vez no contemos con el tiempo necesario para cumplir a rajatabla los cuidados post-tatuaje.

Lo más importante a tener en cuenta el día que vayamos al tatuador, es ver que todo esté limpio y que los materiales sean descartables, que los abran delante de ti. Por más que sea de confianza, no debes saltearte este paso, siempre hay que corroborar que todo esté en regla.

Debes pedir que te hagan una prueba con los pigmentos de tu piel, para saber si resistimos la tinta o tenemos una reacción alérgica.

Siempre es bueno llevar algo dulce, como unos caramelos, un alfajor o una bebida, por si te baja la presión. No lo dudes, si te duele demasiado pídele que se detenga. Te dará un pequeño descanso y cuando lo consideres continuará.

Una vez realizado el dibujo te vendarán y lo lavarás recién dentro de las cuatro o doce horas dependiendo de la magnitud del mismo.

Cuando quitamos el vendaje debemos enjuagarlo con jabón neutro o alguno especial que te recomienden en el lugar. Según la piel de cada persona el tiempo aproximado de cicatrización ronda los diez días. Es importante protegerlo del sol por dos meses para que los rayos no le quiten el color. Ten cuidado con la ropa o calzados ajustados y ni se te ocurra rascarte aunque la picazón sea extrema. Aplícate una crema especial durante varios días y mantiene una óptima higiene para prevenir una infección.

¿Qué pasa si se infecta el tatuaje?

Si esto ocurre, debes visitar a un especialista para que te indique qué antibacterial utilizar. Cuando laves el tatuaje y te seques, no vuelvas a usar esa misma toalla sin lavar, ya que las bacterias seguirán permaneciendo. Debes cumplir al pie de la letra el tratamiento para sanar completamente tu piel y no arrastres un problema a tu salud.

¿Cómo detectar que el tatuaje está infectado?

Posteriormente a la realización de un tatuaje siempre quedará la zona con algo de dolor pero si en el transcurso de las horas se torna intenso, esto podría ser una alarma de que algo está mal.

Si mantienes una inflamación por más de tres o cuatro días también es una señal. Si te sale un líquido blanco o amarillo en el área no lo dudes más, ve al médico cuanto antes. El mal olor es otro factor insinuante de la infección. Evita tocar la zona, rascarte y ponerte alcohol.

Si vas a tatuarte, no olvides estos consejos, es mejor estar prevenida y luego saber cómo actuar en caso de presentarse alguna complicación. ¡No te asustes!


Acerca de Natalia Sasso 27 Articles
Soy Natalia Sasso, periodista, locutora nacional y especialista en Marketing online & Social Media. Me apasiona informar y llegar al público solamente con la verdad.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*