Errores de belleza que hacen que parezcas mayor

Cuando hablamos de tratamientos antiedad, solemos pensar en los que combaten las arrugas. Pero existen muchos rasgos que aparecen con los años que denotan la edad, y que necesitamos prestarle atención, ya que son tanto o más llamativos. Es más, en esa lucha muchas veces logramos el efecto contrario, y en lugar de vernos más jóvenes, nos sumamos años. Conozcamos los errores de belleza que hacen que parezcas mayor.

 

Errores de belleza que hacen que parezcas mayor

El exceso de bótox es uno de los errores más comunes, así mucha gente todavía joven termina con una expresión “paralizada” prematuramente, cuando no es necesario, abusando del efecto alisador de la toxina. Algunas arrugas tenues no necesariamente son desfavorecedoras, y además pueden tratarse con otros métodos que las disimulan y atenúan sin que el rostro pierda expresividad. La frescura mucha gente comienza a ‘paralizarse’ de manera prematura cuando no es necesario, y esa expresión fría y tensa hace que al final luzcan mayores.

Los materiales de relleno son de los recursos más utilizados para combatir los signos de la edad, ya que con los años algunas zonas de la cara pierden volumen. Pero rellenar donde antes no hubo volumen, o excederse, logra un efecto desfavorecedor. Unos labios muy carnosos, pómulos demasiado prominentes o una barbilla muy acentuada, se verán raros en tu cara si no los tuviste. Los toques de relleno deben ser muy, pero muy sutiles, eso se logra recurriendo a un excelente profesional.

La frescura, dijimos, es un rasgo de juventud. Si algo se ve demasiado artificial, te hará ver viejo o vieja. Así, unas carillas dentales exageradamente blancas terminarán luciendo como una dentadura postiza, y tu sonrisa se verá rara. En todo caso, trata de cuidar tus dientes naturales y arreglarlos lo mejor que puedas – las técnicas modernas de odontología son muy buenas.

Los malos hábitos como el estrés, la mala alimentación o el tabaco, son capaces de sumar años a nuestro rostro, más de lo que pensamos. Cuida tu salud, descansa bien, bebe suficiente agua y consume alimentos sanos: son clave para lucir saludablemente y con lozanía.

Particularmente, la falta de sueño es demoledora con nuestra imagen fresca y joven: las bolsas, ojeras y tono apagado característicos de no dormir las ocho horas recomendadas no se pueden combatir con nada más que con buen descanso. Además, nuestras células aceleran su envejecimiento cuando dormimos mal.

El sol es el principal agente envejecedor de la piel. Las manchas pueden hacernos lucir aún mayores que las arrugas. Desde jóvenes es importante cuidarnos del sol, que con los años nos deja una piel curtida, fina y con manchas delatoras de la edad. La frente, las manos, el escote y el cuello son las zonas donde las manchas suelen verse.

La piel seca avejenta. Una piel bien hidratada luce siempre más joven: luminosa, con un brillo húmedo natural, fresca. Es indispensable que te asegures de utilizar los productos adecuados a tu tipo de piel y a tu edad, para que a tu cutis no le falte hidratación.

La flaccidez es otro signo de la edad que necesitamos tratar. El tono muscular del rostro ayuda mucho a que el rostro luzca joven. Utiliza cremas antiflaccidez en el rostro, practica ejercicios para fortalecer la musculatura facial y evita los cambios bruscos de peso, que estimulan la flaccidez de la piel del cuello.

Las primeras canas pueden aparecer en personas muy jóvenes, y sin dudas suman años. Puedes aplicar tinturas suaves, incluso algunas naturales, para disimular las nada favorecedoras primeras canas.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*