El problema no es bajar de peso, sino mantenerlo

efecto rebote en dietas
wqwqerwe

Por distintos motivos actualmente las personas buscamos mantener un peso estable. En algunos casos, cuando el exceso de peso es importante es necesario sostener un plan alimentario específico para poder bajar ése peso. Ahora bien, una vez logrado esto, ¿Cómo se logra mantenerlo? Lo básico y fundamental es aprender a comer manteniendo el orden y la disciplina.

Si ya ha llevado a cabo una dieta en particular, seguro tiene muy claro que alimentos aportan qué y cuál es la mejor combinación por lo que vamos, en base a esto, a ajustar otros detalles que hacen a llevar un buen hábito alimenticio, y en definitiva no recuperar los kilos perdidos o conservar estable el peso.

Primeramente es necesario llevar una alimentación ordenada, esto quiere decir que hay que respetar las diferentes comidas, en lo posible de 4 a 6 ingestas diarias, y sus horarios. Lo que se obtiene así es mantenerse saciado sin comer cosas indebidas entre las colaciones e ir acelerando un poco el metabolismo.

Es importante comer de todo, esto quiere decir, incluir todos los grupos alimenticios en las comidas, pero siempre en cantidades justas, y evitar los excesos. No es necesario repetir más de un plato o exagerar las porciones. Se trata de aprender a saborear y disfrutar en la medida justa. Esto a su vez va a contribuir a incorporar las calorías necesarias, y a conservar un cuerpo ágil y activo.

Una vez que se obtiene o recupera el peso deseado, nada impide que uno pueda darse sus gustos: comer un rico chocolate, tomar un buen helado o disfrutar una porción de pastel, el secreto siempre está en no excederse y en los días siguientes compensar, si nos pasamos un poco, con una alimentación más liviana y depurativa como sopas, ensaladas, frutas frescas de estación, e infusiones.

Otra buena táctica que ayuda en el aprendizaje del buen comer y además a cuidar el bolsillo, es el hecho de organizarse al momento de abastecer la heladera y la alacena. Por ejemplo, hacer provistas de alimentos frescos en ferias y mercados como frutas, verduras, huevos y pescado. Y a la vez complementarlo con queso y leche. Además de legumbres, cereales integrales y harinas integrales. Esto permite tener a mano los ingredientes indicados para cocinar más que rico y nutritivo, además de evitar comprar alimentos elaborados y costosa comida rápida.

Como siempre el hacer ejercicio es insustituible. No se trata de practicar obligadamente un deporte o ir al gimnasio, sino de llevar una vida activa, realizando caminatas, recuperando el uso de la bicicleta, evitando horas sentados sin hacer nada.

Por lo que acabamos de enumerar es más que posible conservar el peso y mejor aún si se sabe de dietas. Es cuestión de ordenar nuestros valores, nuestra rutina, nuestras heladeras, en definitiva nuestras cabezas. Entender que la buena alimentación sea parte de la vida, un hábito, hasta una disciplina.


Acerca de Analia Cabrera 46 Articles
Redactora en Red Estrategia. Santacruceña de cuna y alma, santafesina por adopción.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*