Lo que no se debe hacer en pieles con granitos y espinillas

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los cuidados que se deben tener con las pieles con tendencia al acné. Pero en esta ocasión, lo que queremos aprender es precisamente, a tener en cuenta aquello que no debemos hacer: lo que no se debe hacer en pieles con granitos y espinillas.

La piel grasa es aquella que se caracteriza por tener un aspecto brilloso, se siente oleosa al tacto y se perciben poros dilatados, con tendencia a la aparición de puntos negros. Este tipo de cutis, debe ser cuidado tomando algunos recaudos. Es por eso que algunas cosas, no se deben hacer.

La más importante es que no se debe utilizar productos para el rostro que contengan aceite o sean excesivamente grasos, ya que obstruyen los poros y hacen que proliferen los granitos.

Este tipo de piel no debe exponerse al sol, debido a que la luz solar estimula la producción de sebo en la piel.
Tampoco se debe utilizar una crema hidratante facial que no sea específica para piel grasa, ya que por lo general suelen ser más bien densas, entonces taponan los poros.

Se debe evitar la tentación de extraer las espinillas o reventar los granitos, pues se puede provocar y diseminar una infección. Si aparece acné, se debe acudir a un dermatólogo y tratar el cutis con productos específicos o medicamentos, si el médico así lo indica.

Es un error pasarse las manos con el rostro para quitar el exceso de grasa. De hecho, tocar demasiado la cara puede estimular la producción de sebo. Un pañuelo de papel tissue es mejor si queremos limpiar el rostro de forma rápida.
Hay que tener en cuenta que excederse con lociones astringentes, cremas limpiadoras y exfoliaciones, puede causar un efecto irritativo en la piel que genera un efecto “rebote”, es decir, que se genera mayor sebo cutáneo.

Lo ideal es utilizar productos específicos para pieles con tendencia acneica, preferentemente recomendados por un dermatólogo. Estos productos no deben contener aceites o alcohol, para no obturar los poros ni irritar demasiado la piel.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*