Nuevas tendencias para el cuidado facial

Relleno con Ácido Hialurónico

Verse sana no es una moda, sin embargo lo que usemos para lograrlo sí marca tendencia. La gran mayoría apuntan hacia el realce de la belleza natural aportando a la piel los nutrientes para lucir radiante y saludable.

El rostro es un punto focal que da cuenta del cuidado aplicado, además de complementar lo impoluto de nuestro look. Pero en ocasiones solo nos concentramos en lo impactante de un maquillaje, sin detenernos a pensar en cuánto daño ocasionan algunos productos.

Existen muchísimos tratamientos y técnicas que al mismo tiempo de dejarnos bellas, son ideales para el cuidado facial. Combinados con productos, como los ofrecidos por NuSkin, harán que parezcas una muñeca de porcelana.

Descúbrelos a continuación.

  1. Dermoabrasión: peeling con puntas de diamante, concebido para estimular la renovación de células mediante exfoliación. En el proceso se trabaja profundamente la piel envejecida sacando las impurezas y eliminando las células muertas a través de la abrasión.No dejes que los términos te llenen de temor, pues no es doloroso para nada y ni siquiera requiere anestesia. Apenas tu dermis se tornará enrojecida, pero es un efecto que durará poco. Piensa en los resultados como el mejor aspecto del cutis, tonificación y luminosidad.

    Es sugerida para sanar consecuencias del acné como marcas, cicatrices superficiales, estrías y arrugas.

  2. Mesoterapia facial: se usa para revitalizar el aspecto del rostro, manos, cuello y escote. Es otro de los tratamientos antiaging que marcan la pauta, porque da un vuelco positivo a las arrugas y flacidez.Son microinyecciones superficiales que permite la penetración de productos homeopáticos y sus principios activos.

    Los cosmetólogos se valen de un sistema mecánico similar a una pistola o también pueden llevarlo a cabo de forma manual, lo importante es que el resultado será igual de efectivo.

  3. Radiofrecuencia facial: se basa en proporcionar calor en lo interno de la piel. Hablamos de una temperatura de 40°C, que produce la contracción de las redes de elastina y de colágeno. Así se elimina la flacidez de forma inmediata y por bastante tiempo.
  4. Ultherapy: es un lifting sin cirugía, ¿se oye increíble? ¡Pues lo es! Se trata de ultrasonidos que tensan, elevan y compactan la piel. Posee la capacidad de llegar a las capas más profundas, donde se ubican los músculos encargados de sujetar los tejidos.

    La explicación técnica de este tratamiento señala que la energía ultrasónica genera puntos de microcoagulación, los cuales reordenan las fibras de colágeno y eliminan la flacidez, compactando el tejido.

  5. Micropigmentación: embellece, corrige y equilibra los rasgos faciales. Se insertan pigmentos, para rejuvenecer el rostro.

    Con una aguja se inyectan los pigmentos, puede ser incómodo pero no doloroso. Todo dependerá del nivel de sensibilidad.

  6. Ácido Hilaurónico: este es un principio activo contenido en la fórmula de muchos cosméticos. Hidrata la piel, favorece su tersura y brinda luminosidad. Es recomendado en las áreas donde se evidencian “patas de gallo”, también en pómulos, comisura de los labios y líneas que se forman a los lados de la nariz.

Probióticos y antioxidantes

La selección del método para el cuidado facial, varía según el resultado que busques o lo recomendado por tu dermatólogo o cosmetólogo. Ellos indicarán si es necesario una limpieza o alguna técnica que repare defectos o combata las secuelas que la edad deja en nuestro aspecto.

No olvides consumir probióticos, pues ayudan a la salud y protegen la piel.

Chocolate negro, yogur, pepinos encurtidos, microalgas y té de Kombucha, son alimentos que los contienen. Los antioxidantes también ayudan en este objetivo.

A la hora de cuidar la piel, principalmente nuestro rostro, no sobra ninguna recomendación.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*