Precauciones con las extensiones de pestañas

Las extensiones de pestañas están muy de moda, sin embargo, es necesario tener ciertas precauciones para evitar algunos riesgos. Es cierto que estas extensiones ofrecen unas pestañas largas y tupidas a quienes no nacieron con ellas, y así realzan su mirada.

Pero resulta que se están multiplicando los casos de inconvenientes surgidos a partir del uso, en particular en Japón, donde está muy popularizado. Los casos de infecciones a causa del uso de esta herramienta de belleza han aumentado en el país asiático, lo que preocupa al Ministerio de Salud nipón.

Muchas usuarias han experimentado un ardor intenso al aplicarse el pegamento de las pestañas postizas, que continuó con una inflamación importante en los párpados de  varios días de duración. De hecho, la actriz estadounidense Kristin Chenoweth, tuvo que presentarse en el popularísimo programa The Late Show con David Letterman con gafas oscuras, en el año 2012. Explicó que: “algo malo ha sucedido, tengo extensiones de pestañas.

Aquí está el problema: el pegamento tiene formaldehído y soy alérgica. Me hinchó y estoy estornudando. Parece que tengo los labios sobre mis párpados”, explicó.

 

Precauciones con las extensiones de pestañas

En efecto, algunos adhesivos para pegar este tipo de pestañas contienen formaldehído, que podría estar provocando reacciones alérgicas en los ojos. Asimismo, especialistas advierten que los disolventes para eliminar el pegamento de estas pestañas causarían reacciones adversas.

También, los potenciadores de pestañas – productos que hacen que los vellos de las pestañas crezcan en cantidad y grosor –  conllevarían el riesgo de una infección por hongos y bacterias.

La hipersensibilidad a las sustancias que se usan para fijar las pestañas al párpado provocaría conjuntivitis o queratitis, que es la inflamación de la conjuntiva y de la córnea, respectivamente.

Por su parte, el Colegio de Optometristas del Reino Unido comunicó también que “el uso repetido de las extensiones de pestañas puede causar alopecia por tracción, es decir, la caída de pelo debido a la tensión excesiva en la línea de crecimiento.

Como resultado, esto puede dañar el folículo piloso, ralentizar e incluso detener la producción de pelo”. Es decir que el uso prolongado de las pestañas postizas, podría hacer que tus pestañas naturales sean aún más escasas, con lo cual necesitarás utilizar más las extensiones, haciendo un círculo vicioso.

Si eres usuaria de pestañas postizas, algunos consejos de especialistas pueden ser de ayuda. El principal: no aplicar el pegamento directamente en el párpado.

También debes evitar ir a dormir con las pestañas postizas puestas. No utilices rizadores de pestañas con calor, porque las altas temperaturas son dañinas para las pestañas.

No se deben compartir las pestañas postizas, pegamento o elementos que se aplican en los ojos – incluso la máscara para pestañas –, ya que se propicia la propagación de bacterias, pudiendo por ejemplo contagiar una conjuntivitis.

Lo ideal es acudir a salones de belleza con personal capacitado y certificado para colocar estas pestañas, que aseguren una buena pericia en la aplicación, además de productos de excelente calidad.

Finalmente, hay que tener en cuenta que los especialistas recomiendan consultar con un oftalmólogo para saber si se podría tener una reacción alérgica al producto, o no demorar la consulta en caso de presentar síntomas como irritación o ardor en el párpado después de la colocación.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*