Problemas oculares por un mal uso del maquillaje

Problemas oculares por un mal uso del maquillaje

Problemas oculares por un mal uso del maquillaje

Problemas oculares por un mal uso del maquillaje. Consejos de belleza.

 

El maquillaje es una excelente herramienta para potenciar nuestra imagen, corregir pequeños defectos estéticos y resaltar nuestros ragos, pero hay que considerar que la zona de los ojos es sensible y es muy fácil contraer infecciones o desarrollar reacciones alérgicas, siendo nuestros cosméticos la causa por un uso inadecuado.  Conozcamos cuáles son los problemas oculares por un mal uso del maquillaje que pueden presentarse para evitarlos.

Son diversos los problemas que pueden presentarse en el ojo desde un simple prurito o irritación ocular, a otros más serios como blefaritis o conjuntivitis, debido a la acción de los productos que aplicamos, ya sea por una reacción al producto en sí, como también porque las bacterias pueden alojarse en ellos y así llegar al interior del ojo, si bien la industria ofrece productos cada vez más testeados, hipoalergénicos e higiénicos en su manejo.

Los síntomas son lagrimeo, enrojecimiento, ardor o picazón, y orzuelos, que se caracterizan por la aparición de una protuberancia de color amarillento en la base de una pestaña, debido a que justamentese trata de una infección localizada en su raíz, en una glándula de Meibomio más precisamente.

Por eso, la primera recomendación es comprar productos de buena calidad y de marcas reconocidas, evitando aquellos que no lo son por ahorrar algo de dinero. Un producto bueno habrá pasado por distintos test de tolerancia, y además las nuevas fórmulas ofrecen más protección frente a bacterias, incluso los recipientes son más seguros en este sentido. Esto es particularmente importante en aquel maquillaje de ojos que puede entrar en contacto con la conjuntiva, como máscara de pestañas, delineadores, correctores, iluminadores y sombras.

No solemos prestarle atención a la fecha de caducidad de los cosméticos, pero si prestamos atención, veremos que cada producto tiene indicado un plazo durante el cual es seguro utilizarlo, debería descartarse el restante tras ese tiempo. Suele estar señalado con un pequeño dibujo, de un envase abierto y un número, que señala los meses de durabilidad. Por lo general, al año deberíamos darle de baja al cosmético.

Los elementos que utilizamos para aplicar el maquillaje como esponjas, pinceles de sombras y de pestañas deben mantenerse limpios. Lavarlos periódicamente con jabón neutro, dejando secar perfectamente.

Otro consejos importante es que nunca debemos compartir los cosméticos con otra persona, pues es una forma de contagiar bacterias patógenas. Es decir que si la persona está incubando una conjuntivitis y se maquilla con nuestros cosméticos, es probable que contraigamos la infección. Por idéntico motivo jamás debes utilizar sobre tus ojos producto de los probadores que se ofrecen en las tiendas.

Si finalmente sufres una infección oftálmica, no debemos utilizar maquillaje, ya que lo contaminaremos y luego nos reinfectaremos el ojo al volver a utilizarlo – además que lo estaremos irritando más aún.

Cuando te maquilles los ojos, trata de no llegar demasiado cerca de la zona de la conjuntiva, para no obstruir las glándulas sebáceas en la base de las pestañas.

Nunca sabemos si algún producto puede causarnos alergia, es por ello que siempre que compres un nuevo cosmético, conviene aplicar una pequeña cantidad en la cara interna del brazo – donde la potencial reacción será mucho menos molesta que en los ojos. Si luego de unas horas nada sucede, entonces podemos maquillar nuestros ojos con confianza.

Con estos tips, puedes mantener la salud de tus ojos en óptimas condiciones, y seguir disfrutando de los beneficios para tu belleza de maquillarte.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*