Protegerse del sol, la forma más efectiva de lucir más joven

Protegerse del sol, la forma más efectiva de lucir más joven

Protegerse del sol, la forma más efectiva de lucir más joven

Protegerse del sol, la forma más efectiva de lucir más joven. Consejos de belleza.

 

Los más novedosos productos antiedad, tratamientos, cirugías: nada resulta tan efectivo para que los signos de la edad no sean visibles como cuidar la piel adecuadamente del sol, incluso desde la más tierna juventud.

Un reciente estudio científico llevado a cabo por un conocido laboratorio cosmético, las mujeres que se protegen de las radiaciones solares pueden tener una piel con un aspecto 20 años más joven que aquellas que se exponen en mayor medida al sol.

Para el estudio se ha observado a mujeres de diferentes edades y etnias, ha arrojado como resultado que algunas mujeres envejecen a un ritmo mucho menor que otras, y la exposición solar sería un factor clave en este sentido.

Para estudiar la relación de la exposición solar en este proceso, se tomaron muestras de la piel de la cara – la más expuesta a la radiación – y de la espalda, una zona más protegida por lo general. Se halló que las áreas protegidas presentaban un envejecimiento hasta 20 años menor.

“Las mujeres que evitan y se protegen de la exposición solar tienen más posibilidades de pertenecer a ese grupo de mujeres que aparentan menos edad de la que tienen”, señaló la dermatóloga principal autora del estudio.

Cabe recordar que el daño solar no sólo se produce al tomar el sol, en concreto la verdadera causa de envejecimiento es la exposición diaria y de baja intensidad. Eso quiere decir que no son las vacaciones en la playa una vez al año las que provocan los daños, sino la paulatina y progresiva exposición solar en nuestro día a día.

Este daño progresivo puede evitarse al utilizar una crema hidratante de uso diario que contenga entre sus ingredientes filtro solar con un adecuado FPS en base a nuestra tipología de piel. Asimismo, algunos ingredientes como los pentapéptidos pueden contribuir a reducir en cierta medida los daños ocasionados por el sol en la piel, de acuerdo con el estudio.

En este sentido, es importante recordar que a la hora de exponerse al sol directamente, es importante respetar las horas de radiación pico entre las 10 y las 16, para evitarlas, y además utilizar un producto con FPS adecuado a nuestra tipología de piel.

Asimismo, durante todo el año aún en invierno es importantísimo aplicar a diario una buena crema hidratante con FPS, pues como indica el informe, el rostro está permanentemente expuesto al sol cada vez que salimos al aire libre, y es ese daño invisible pero permanente el que más atenta contra la juventud de la piel.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*