Pestañas largas y fuertes: 5 secretos naturales para lograrlo

mejorar tus pestañas

Tener pestañas largas, saludables y fuertes generan impacto, realzan la mirada y embellecen el rostro. Sin embargo, por diferentes circunstancias, las pestañas pueden volverse débiles, quebradizas y propensas a la caída. Por suerte, existen una variedad de ingredientes naturales y caseros que pueden contribuir a tener unas pestañas de ensueño. En este artículo, cinco secretos sencillos para incluir en tu rutina de belleza y disfrutar de pestañas fuertes y sanas: 

 Aceite de oliva

Las propiedades naturales de este aceite vegetal, contribuyen a limpiar los folículos de las pestañas (saco que contiene el pelo) y eliminar los restos de maquillaje  e impurezas de esa zona. Así, las pestañas se nutren correctamente y no se quiebran con facilidad. ¿Cómo se aplica? Antes de ir a dormir, colocar en la yema de los dedos o en un hisopo, una pequeña cantidad de aceite de oliva. Ungir en las pestañas y dejar actuar toda la noche.

  Manzanilla

Para disfrutar de pestañas saludables y flexibles, hay dos recetas naturales basadas en esta hierba aromática. La primera, consiste en aplicar todas las noches sobre las pestañas saquitos de té de manzanilla tibios; dejando reposar por 5 minutos. Luego retirar y repetir este proceso durante dos semanas.

Para el segundo secreto se necesita un poco de algodón y una flor de manzanilla, que se  puede adquirir en cualquier herbolario o tienda de productos naturales. Los pasos a seguir son muy sencillos: hervir en un recipiente la flor, dejar reposar durante 10 minutos. Humedecer un algodón y aplicarlo suavemente en las pestañas limpias –sin restos de maquillaje- durante unos minutos. Para mejores resultados, repetir este procedimiento durante dos semanas.

 Vaselina líquida

La vaselina, entre sus múltiples aplicaciones, es un componente ideal para hidratar y nutrir las pestañas y cejas. Actúa como protector de los folículos capilares y ayuda a fortalecer y alargar las pestañas. ¿Cómo se aplica? Retirar el maquillaje del rostro, y colocar unas pequeñas gotas de vaselina líquida en las yemas de los dedos. Cubrir cuidadosamente las pestañas. Dejar reposar toda la noche y enjuagar suavemente al día siguiente. Realizar este procedimiento con cuidado para evitar que el producto penetre en el ojo o en el conducto lagrimal.

 Aceite de ricino

El aceite de ricino posee propiedades benéficas para la salud de las pestañas. Para comprobar su eficacia, aplicar este producto antes de ir a dormir y retirarlo a la mañana siguiente. Se puede aplicar directamente con las manos, o se puede verter este líquido dentro de un envase de rimmel vacío y limpio, y colocarlo en las pestañas inferiores y superiores con el aplicador. Este aceite se puede comprar en farmacias o lugares naturistas.

 Cáscara de limón

El limón es conocido por sus propiedades estimulantes y antioxidantes; y también ayudar a evitar la caída de las pestañas. En complemento con el aceite de oliva o ricino, puede potenciar aún las propiedades benéficas de estos productos naturales. La táctica consiste en cortar un poco de cáscara de limón y dejarla reposar hasta que se seque y pierda la humedad. Luego, colocarla dentro del aceite de oliva o de ricino. Dejar reposar este preparado por 5 días hasta que los atributos del limón penetren en el aceite. Por último, aplicar esta mezcla sobre pestañas, párpados y contorno de ojos todas las noches, antes de ir a dormir. 

¡Estos remedios naturales brindarán a tus pestañas los nutrientes necesarios para crecer sanas y fuertes!


Acerca de Maria Laura Cóceres 33 Articles
Soy comunicadora social. Tengo 25 años. Santafesina. Curiosa por naturaleza, disfruto escribiendo y compartiendo temas de interés general.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*