Recomendaciones para prevenir las manchas solares

Recomendaciones para prevenir las manchas solares

Recomendaciones para prevenir las manchas solares. Salud y piel.

Con el verano, pasamos más tiempo al aire libre y sobretodo, bajo el sol. Abundan los consejos médicos de evitar el daño solar, por su capacidad de desarrollar patologías en la piel. Pero además, el sol puede producir manchas en la piel, que son antiestéticas, en especial aquellas sobre el rostro. Aprendamos entonces algunas recomendaciones para prevenir manchas solares.

Las manchas aparecen como una respuesta de la piel a la agresión solar. La piel genera melanina, que es su pigmento natural, por eso tenemos un agradable tono dorado cuando estamos al sol con frecuencia. Pero el exceso de sol, como también un cuidado insuficiente, cambios hormonales, algunos medicamentos y hasta cosméticos, pueden predisponer su aparición. Por las características de la piel y por los cambios hormonales que sufren a lo largo de su vida, las mujeres suelen ser más propensas a las manchas solares, en especial sobre el rostro.

Lo primero es hacerse amigas del protector solar. Esto no sólo en verano y al ir a la playa o piscina. Debe utilizarse todo el año, aún en invierno, y todos los días. Por suerte, en el mercado encontramos muchos productos que contienen filtro UV con FPS adecuado a las distintas pieles, con lo cual se facilita la tarea de aplicarlo, incluso algunas bases de maquillaje y cremas hidratantes. Hay que recordar que para que haga efecto, debe colocarse al menos media hora antes de salir de casa.

Es necesario elegir el FPS (factor de protección solar) adecuado a nuestro tipo de piel, ya que una protección ineficiente, propicia las manchas. En la playa, piscina o al aire libre, renovarla cada dos horas o siempre que salgamos del agua:

  • En una piel muy clara, que se quema con facilidad y nunca se broncea: protección superior a 50.

  • En una piel que se broncea pero se quema con facilidad: índice de protección de entre 25 y 40.

  • En una piel que se broncea con facilidad: índice entre 15 y 25.

Otra pauta básica es evitar las horas de mayor radiación solar, entre las 10 y las 16 horas, pues a mayor fotodaño, más posibilidades de que aparezcan manchas y se oscurezcan las que ya están. Además, lo más importante es que así prevenimos el cáncer de piel.

Es importantísimo evitar la utilización de cosméticos perfumados o colonias al estar bajo el sol, pues el contacto de estos productos con la piel, sumados a los rayos solares, puede manchar la piel. Debemos tener la piel bien limpia, salvo el fotoprotector.

El sombrero es ideal para proteger el rostro del sol y evitar el fotoenvejecimiento. Existen muchas versiones de moda para diferentes estilos, elige el que mejor te siente, pero lo fundamental es cubrir el rostro, para atenuar la incidencia de los rayos solares.

Determinados medicamentos pueden causar fotosensibilidad, es decir, que reaccionan con el sol y manchan o dañan la piel. Revisa el prospecto del medicamento que tomes o pregúntale a tu médico.

Si actualmente te estás sometiendo a sesiones de depilación láser o de fotodepilación, en considera que al tomar sol sobre las zonas tratadas, pueden aparecer manchas, razón por la cual no se recomienda hacer estos tratamientos en verano. Se debe evitar tomar sol un mes antes de la sesión hasta veinte días después.

Por último, una piel bien nutrida e hidratada por dentro, resiste mucho mejor a los embates del sol. Una dieta balanceada y rica en frutas y verduras, como también beber los sagrados dos litros de agua de cada día, ayudan a que la piel esté mucho mejor y se defienda del sol óptimamente.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*