Bella por dos: cuidados y recomendaciones para estar esplendida durante el embarazo

belleza en embarazo
La inigualable belleza de una mujer embarazada

Ya es de conocimiento popular que durante el tiempo que dura un embarazo, y los primeros meses posteriores al alumbramiento, las mujeres atraviesan un torbellino de cambios hormonales, por ende metabólicos y en definitiva resultan bastante evidentes. Estos cambios van desde el aspecto físico y corporal hasta el humor. Por eso, si eres una futura mamá precavida o estás pensando en embarazarte sin dejar de ser la misma mujer coqueta y cuidadosa, aquí vamos a apoyarte con información útil y consejos sencillos para que no dejes de lado tu belleza en el embarazo ni dejes de disfrutarlo.

El principio fundamental del cuidado durante el embarazo es una buena alimentación. Esta debe ser equilibrada y saludable, y lo normal es aumentar entre 9 y 15 kg a lo largo de la gestación (Siempre teniendo en cuenta la salud, la genética y la contextura de la mujer). La dieta básicamente debe ser completa pero aumentando la ingesta de alimentos ricos en vitamina E y C, los cuales ayudan a conservar y reparar los tejidos y estimular el crecimiento de la piel y las uñas.

El buen hábito alimentario ayuda a sentirse más vital, la base perfecta para realizar ejercicios de baja exigencia durante la gestación: Pilates, natación, caminatas, todo lo que contribuya a mantener la flexibilidad de muscular, a conservar la tonicidad muscular y a una buena oxigenación. Entonces una buena dieta y una rutina suave de ejercicios acompañados de una constante hidratación son fundamentales.

Una buena hidratación es muy beneficiosa para el cuidado de la piel, como estimulante de la circulación periférica y actúa eliminando impurezas disminuyendo la retención de líquidos que puede aparecer o acentuarse durante los nueve meses.

Para hidratar la piel de una embarazada pero desde fuera, es importante ser constante en la aplicación de cremas. En el rostro además de para mantenerlo hidratado, es necesario aumentar el factor de protección solar ya que más del 70% de las mujeres tienden a mancharse el rostro luego del sexto mes. De todos modos, el cloasma mejora luego de dar a luz. Para el cuerpo las cremas recomendadas son las ricas en vitamina A que combaten las estrías además de la resequedad (y menor aun si contiene alcanfor para descansar la zona de las piernas). También para los pechos que sufren transformaciones desde los primeros momentos de gestación, se cuenta con una gama de cremas especiales para prevenir las estrías en las mamas y la flacidez; y ayudan además en su cuidado, masajes con aceites esenciales de rosa mosqueta o de almendras.

La cabellera durante la preñez igual sufre importantes y notorios cambios. El pelo seco se vuelve normal, dócil y brilloso mientras que un cabello graso se hace más graso aun y su aspecto no es muy agradable;  en casos con antecedentes de calvicie se puede debilitar y caer al principio del embarazo (Todo esto debido a los cambios hormonales y circulatorios). Lo básico y esencial en cuanto a cuidados capilares en este caso, es tener en cuenta el tipo de pelo y la etapa del embarazo en la que ocurre para utilizar los productos o llevar a cabo el tratamiento específico según corresponda.


Acerca de Matias Pecorari 14 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*