El cuidado de las uñas, porque ellas también lo necesitan

belleza de uñas

Las uñas, merecen un tratamiento especial en el gabinete de belleza. Al igual que las manos, también reciben el impacto de la continua exposición al clima y sus cambios, además de los efectos debilitantes de los productos de limpieza. Entonces, si vamos a procurar el cuidado de las manos, haremos lo mismo con las uñas.

Para realizar en casa una manicura básica hay que contar con unas tijeritas para eliminar cutícula, alguna loción para limpiar bien las manos y uñas; un removedor de cutículas o palito de naranjo, una lima preferentemente de cartón, y aceite para humectar las cutículas. Luego cada una decidirá si pasarse un reforzador de crecimiento o darle un toque de color a sus manos. El procedimiento es bastante sencillo: luego de dejar todos los dedos remojándose en agua tibia con el producto de limpieza profunda para manicura, durante unos 10 minutos, las uñas están listas para ser recortadas o limadas (en caso de ser gruesas).

Si ya se puede continuar, hay que empujar hacia arriba las cutículas con suavidad para posteriormente (cerca del crecimiento de la uña) recortarlas cuidadosamente con el alicate o tijeras. Continuando con estas pieles, se aplica el aceite en cada uña y se lo masajea para que penetre y humecte la zona. Si es necesario se liman las uñas para darles forma, acortarlas o emparejarlas, procurando hacerlo siempre en el mismo sentido de modo de evitar descamarlas. Una vez terminado esto, algunas personas frotan cada uña con un paño de algodón o franela estimulando su circulación y promoviendo el crecimiento, en el caso de las chicas. Ya es momento entonces, de aplicarse un barniz de uñas del color que más prefieran o de reforzarlas con calcio o equicetum.

La manicura estilo Spa es más costosa, se trata de hidratar y reparar las uñas sin usar elementos cortantes y se da importancia a la regeneración celular a base de glicerina y bálsamo de Tolú.

En la fase activa generalmente se usa para la limpieza un gel microgranulado para uñas, exfoliando y masajeando las zonas más secas y duras. Luego de limpiar y retirar el producto, se aplica la glicerina vegetal a las cutículas, e inmediatamente el bálsamo. Antes de que este último se absorba por completo, se cubren ambas manos con film y se les colocan manoplas para llevarlas a un mini sauna por diez minutos, el que activará los componentes del bálsamo: nutriendo y humectando las cutículas y uñas. Una vez retirado todo, se retiran los excesos de cutícula removiéndolos, se pulen las uñas con una delicada lima de cristal para, ahora sí, dar el toque final con una crema anti age para manos y uñas, masajeando las manos y cada uña con movimientos descendientes y ascendentes, y aplicar fortalecedor para protegerlas y estimular su crecimiento sano y sin quebraduras.

Estas son dos opciones para cuidar y mantener las uñas de las manos. Una es más sencilla y la otra se vale de más productos cosmetológicos, pero no son para nada complejas. A poner manos a la obra y deslumbrar con esas uñas.


Acerca de Analia Cabrera 46 Articles
Redactora en Red Estrategia. Santacruceña de cuna y alma, santafesina por adopción.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*