Cómo mantener el bronceado: 5 trucos al alcance de tu mano

como mantener el bronceado

¿Te gustaría mantener ese color dorado en la piel que conseguiste en las vacaciones? ¿Te cuesta tener la piel bronceada y cuando lo conseguís te dura poco? No te preocupes, existen alternativas muy sencillas para mantener un tono perfecto y uniforme por mucho más tiempo y sin poner en riesgo nuestra piel. Si tu objetivo es prolongar el bronceado, te enseñamos cómo hacerlo.

 

Cuando se terminan las vacaciones, las tardes al aire libre se acortan y la vuelta a la rutina es un hecho, podemos comprobar cómo paulatinamente nuestro bronceado va desapareciendo… ¡en días!

La realidad es que mantener el tono dorado de la piel puede ser tan difícil como conseguirlo.

Afortunadamente existen algunos trucos que pueden ayudar para que todo el esfuerzo y la inversión de horas bajo el sol no hayan sido en vano. Y es que, después de largas exposiciones a los rayos solares durante días, lo último que deseamos es que ese color desaparezca como si nunca hubiese existido.

Para que este año sea diferente, te damos las claves para que consigas mantener y prolongar el tono bronceado de tu piel durante más semanas. Tomá nota:

 

1. Hidratar la piel

Una correcta hidratación es uno de los tips de belleza más importantes para mantener un bronceado uniforme y evitar despelecharnos.

Es aconsejable utilizar una crema hidratante con vitamina C y E por las mañanas y durante la noche recurrir a productos nutritivos o reparadores, para que actúen mientras dormimos. Otra forma sencilla de hidratar la piel es aplicando la pulpa del aloe vera en el rostro y en el cuerpo todas las noches.

 

2. Consumir alimentos que potencien el bronceado

Te aconsejamos incluir en tu dieta frutas y verduras ricas en vitaminas, como la sandía, lechuga, naranja, manzana, melón, tomate, espinaca y acelga.

Sin olvidarnos de la zanahoria, uno de los aliados más importantes del bronceado, porque es una fuente natural de beta-caroteno, un pigmento natural que ayuda a mantener el color.  Estos alimentos además de estimular la pigmentación de la piel, ayudan a protegerla porque tienen propiedades antioxidantes.

 

3. Exfoliar el rostro y el cuerpo a diario

La exfoliación no elimina el color el color de tu bronceado. ¡Todo lo contrario! Ayuda a eliminar las células muertas para mejorar el estado de la piel, y permitir así una mayor penetración de las cremas, consiguiendo la hidratación que tu cuerpo necesita.

Podés aplicarte tu crema exfoliante favorita o probar con la siguiente receta casera que consiste en mezclar azúcar con alguna crema, aplicarla en la piel, dejar actuar por 5 minutos, enjuagar y ¡listo!

 

4. Beber abundante agua

Para hidratar tu piel desde el interior y mejorar su elasticidad, es aconsejable tomar 2 litros de agua a diario. Así protegerás a tu piel de la resequedad y la deshidratación producida como consecuencia de largas exposiciones al sol.

 

5. Utilizar productos con efecto prolongador del bronceado

Existen gran cantidad de productos especialmente diseñados para prolongar el bronceado y reparar los daños que ocasiona el sol sobre nuestra piel.

Pastillas naturales con beta-caroteno y cremas llamadas Aftersun, porque son para aplicar “después del sol”, son algunas de las opciones disponibles en el mercado.

 

Como ves, ahora es mucho más sencillo mantener un bronceado soñado por más tiempo. Siguiendo nuestros consejos al pie de la letra, conseguirás una piel más dorada y saludable todo el año.

 

 


Acerca de Maria Laura Cóceres 33 Articles
Soy comunicadora social. Tengo 25 años. Santafesina. Curiosa por naturaleza, disfruto escribiendo y compartiendo temas de interés general.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*