¿Pestañas postizas o extensiones?

pestañas postizas

Sin duda el tema de tener pestañas cada vez más largas, firmes y con buena forma dan un toque muy particular a la mirada y ya es una marcada tendencia desde hace un tiempo, comenzando primero por las nuevas y fantásticas mascaras para pestañas. No obstante hay quienes tienen pestañas muy cortas o pocas, o bien quieren que las mismas se vean bien siempre, y por ello hay hoy diferentes opciones como lo son el uso de las pestañas postizas o las extensiones de la pestañas que cada vez más éxito está teniendo. Las pestañas son sin duda el marco que hace que la mirada de a entender hasta los sentimientos. Debemos lucir pestañas que nos otorguen mucha personalidad, que sean potentes y que se destaquen. Entonces veamos cómo hacer para que luzcan más bellas.

En primer lugar hablemos de las pestañas postizas que hoy en día existen en todos los largos y que se están adquiriendo y usando muchísimo, porque justamente ayudan a que la mirada se destaque aún mucho más y que  los ojos expresen más de lo que una dice. Son realmente una excelente opción para tener pestañas bien largas y espesas sobre todo y de manera permanente para no tener que estar pendientes de estar poniéndoselas y quitándosela a cada momento como solía pasar antaño.

¿Cómo colocárselas? Muy fácil, porque este tipo de pestañas son extensiones de nuestras propias pestañas, y recomiendo que se las hagan colocar en un bue centro de estética para mayor seguridad y para que queden correctamente aplicadas. El proceso se lleva a cabo con  los ojos muy bien limpios, y de esta manera se van colocando las pestañas una  a una y el tamaño lo han de elegir ustedes de acuerdo al gusto de cada una. Se colocan al igual que las extensiones de cabello, pero quedan mucho más naturales.

En cuanto a la cantidad a colocar, esto ha de depender en cada mujer de la cantidad de pestañas que ya posea y la duración de esta aplicación demora ente una hora  o bien una hora y media. Cuando ya están colocadas, se las seca con un ventilador especial y luego se las separa de manera tal que queden bien elegantes y como si fueran naturales que es lo deseable. Se elimina cualquier resto de pegamento y finalmente ya pueden lucir unas muy bellas pestañas.

Claro que habrá que tener cuidados, aunque los mismos no son tantos. El uso de rímel no afectará a las mimas, y el requisito es ir cada tanto al mismo centro de estética para darles un retoque. Este procedimiento lo debe llevar a cabo un profesional, porque estas extensiones no se deben confundir con el uso de las tradicionales pestañas postizas que las adherimos en el momento que deseamos y en la ocasión en que precisamos lucir  los ojos mejor que nunca.

En cuanto a la duración de las extensiones, las mismas pueden permanecer hermosas hasta tres meses dependiendo del cuidado que les demos  al quitar el maquillaje por ejemplo, lo cual debemos hacer con sumo cuidado para que no se despeguen. Si no les convence el tamaño realizado la primera vez, cuando se las van a retocar pueden extenderlas aun más y si tiene pestañas semi cortas no se hagan problema porque igualmente se podrá realizar la extensión de las pestañas.

Otra ventaja es que las extensiones de pestañas están fabricadas con cabello natural al igual que muchas extensiones de cabello, de allí que de repente cuesten un poco más. Otras tienen una mezcla de poliéster con cabello natural, lo cual hace que se parezcan más a la seda y finalmente las sintéticas que son una mezcla de poliéster y otros colorantes, y que debido a que no son las ideales tienen un muy bajo costo. Por ello, es recomendable elegir las de mayor costo porque bien vale la pena.

Volviendo a las pestañas postizas que se adquieren en toda perfumería, suelen dañar a las naturales debido al pegamento y a la manera incorrecta de llegar a poder aplicárselas, o el arranque brusco a la hora de quitárselas  al final de la jornada.

En cambio las extensiones además de tener en cuenta que no hay que frotarlas, demaquillar el rímel con una crema de calidad, no colocar mucha gua en ellas ni exponerlas a una humedad excesiva luego de dos días posteriores a la aplicación, son sin duda la mejor alternativa puesto que se vive con ellas, duchándose, durmiendo y haciendo todo tipo de actividad y sobre todo maquillándose las veces que una quiera siempre que se haga con suavidad.

Un factor a tener en cuenta es que en muchos casos cuando hay extensiones, éstas quedan tan perfectas que no es necesario ni siquiera aplicar rímel. Dan de por sí mucha expresión a los ojos y con una simple capa de rímel bastará para que se destaquen perfectamente.

Por otro lado, las extensiones las hay en todos los tonos y la elección del largo dependerá de los ojos y el rostro, como así también del maquillaje que se usa habitualmente. Claro que los dermatólogos opinan que usando máscaras de pestañas  que alarguen mucho, espesen y den perfecta forma a las pestañas es suficiente, pero en ningún momento se hallan en contra de las extensiones ni tampoco dicen que pueden causar daño, así que ya pueden correr a algún centro estético y desembolsar unos cuantos pesos con el fin de tener de por vida unas pestañas hermosas que queden en perfecta armonía con el rostro de cada  una.

 


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*