¿Cómo lograr un rostro de porcelana sin realizar gastos desorbitantes?

piel de porcelana

Cómo mantener la piel del rostro fresca y sin imperfecciones es una de las preocupaciones de toda mujer,  hoy en día también es el caso de los hombres, ya que desde hace algún tiempo un porcentaje de ellos cuida su imagen de una manera más exhaustiva.

Los agentes externos como el viento, el sol, la tierra y las primeras floraciones de la primavera o las hojas que se desprenden de los árboles en otoño nos bombardean con todo tipo de bacterias que dañan nuestra piel y hacen que, sin un correcto cuidado, nuestra piel se deteriore y pierda frescura.

No siempre podemos recurrir a cremas para luchar contra esto, ya sea por los altos precios, por ser alérgicos a algún componente, o simplemente por falta de tiempo, ya que la aplicación de algunas de éstas llevan demasiado minutos en algunos casos. Por lo tanto aquí les traigo una opción más que económica, natural y saludable para mantener el rostro limpio y con aspecto sedoso. Sólo son unos pocos minutos y no hay que detener el resto de las actividades para esto. Es tan sencillo como abrir nuestro refrigerador o alacena y tomar los ingredientes necesarios, saquen sus libretas y tomen nota. Necesitaremos:

  • 1 huevo
  • 1 cuchara grande de azúcar
  • 1 limón
  • 1 pepino
  • cubitos de hielo.

Ahora bien, en primer lugar debemos tomar el huevo, romperlo en un recipiente pequeño y batirlo, luego agregar el azúcar y revolver bien hasta que se logre una crema uniforme. Esta mezcla debemos esparcirla por nuestro rostro y cuello con movimientos circulares ascendentes por 1 minuto aproximadamente. Esto tendrá el efecto exfoliante e irá limpiando las impurezas, puntos negros y escamas que suelen formarse.

Dejar reposar la mezcla por unos 5 minutos  luego retirarla con agua tibia, podemos ayudarnos con una esponja de siliconas o hacerlo con las manos, no es recomendable hacerlo con algodón, ya que este se desarma en pequeños trozos y en muchas ocasiones tapa los poros. Después de esto, cortar el pepino en rodajas finas y cubrir nuestro rostro y cuello con ellas.

Podemos incluso tapar nuestros ojos, lo que dará lugar a una mirada descansada, ya que las propiedades antiinflamatorias de esta verdura colaborarán en eliminar la hinchazón de los párpados, sea esta causada por retención de líquido o simplemente cansancio.

Una vez que hayan pasado 10 minutos retiramos las rodajas y pasamos a lavarnos la cara con agua que previamente hayamos vertido en un recipiente junto a los cubitos de hielo. El pepino más este lavado final lograrán la acción astringente y refrescante que se necesita luego de una limpieza facial.

Finalmente secarnos con toquecitos con una toalla suave. Luego de este tratamiento podemos aplicarnos una crema nutritiva, pero sólo en caso de tener una piel extremadamente seca, si no créanme que no será necesario. Sentirán la piel en un estado óptimo y lucirá limpia. Este tratamiento lo podemos realizar dos o tres veces por semana, y lo que quede de la preparación de huevo y azúcar se puede conservar en el refrigerador unos cuantos días, así evitamos desperdiciar los ingredientes.

En caso de tener erupciones podemos esparcir la mezcla sobre esa zona y dejar actuar, esto reaccionará como una ventosa que extraerá la impureza. De esta manera en pocas horas le decimos adiós a las erupciones y a la hora de arreglarnos para acudir a algún evento no tendremos que preocuparnos por esas imperfecciones tan inconvenientes.

Es una opción rápida y económica al alcance de la mano o debería decir de ¿nuestro refrigerador?.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*