La avena como mascarilla para la piel

Ésta es la receta de una nueva manera de elaborar una mascarilla para la piel.  No es nada raro pensar y corroborar que la avena o harina de avena, tiene muchas propiedades y por ende sirve y beneficia mucho a nuestra piel. La avena se usa en especial para quitar toda la suciedad del rostro, como así también las impurezas y además sirve para limpiar a fondo los poros a la vez que mantiene hidratada la piel y muy suave. Así que veamos cómo utilizar este nuevo ingrediente comestible-cosmético.

Al igual que con el azúcar o con la pulpa de banana, la avena sirve para exfoliar la piel erradicando todas las células muertas y quedando la piel bien tersa. Cada vez que exfolien la piel con la avena  los poros no se han de errad ciar y lucirán mucho mejor. Claro que no se deben aplicar la avena con mucha frecuencia, con una vez  por semana es suficiente.

En cuanto a esta mascarilla en base a avena tenemos varias, por un lado la que se realiza con harina de avena que es exclusivamente para exfoliar y la receta se elabora mezclado una media taza de avena seca con una de agua tibia y se remueve hasta que la preparación se torne una pasta algo pegajosa. Cuando ya la tenemos lista la aplicamos con la yema de los dedos en el rostro y hombros y dejamos actuar hasta que se seque. Cuando se comienza a asentir un poco de ardor ya se debe quitar lavando con agua tibia y secando bien el rostro. Para finalizar se humectan la cara con una crema.

También pueden usar la avena con tres cucharadas de miel y dos de avena más el jugo de un limón y remueven hasta que nuevamente se forme una pasta cremosa y repiten el procedimiento anterior. Pueden aplicar también en el cuello. Cuando se laven la cara apliquen una crema hidratante. La piel lucirá como una seda.

Una receta más sería combinar la avena con una pequeña cucharada de aloe vera en gel y un pepino cortado en cubos muy pequeños y pisados. Se baten los ingredientes y se le incorpora  una clara de huevo. Se aplica en  rostro dejando actuar durante aproximadamente 20 minutos y finalmente se enjuaga la cara. Esta preparación es ideal para piles grasas.

También pueden mezclar avena  con huevo y aceite de oliva. Esta combinación es muy nutritiva y sirve para reafirmar la piel. En el caso de tener la piel seca o muy seca se la puede hidratar mezclando 3 cucharas de avena con un vaso de un cuarto litro de leche. Si la avena es en copos tanto mejor para que la elaboración quede con bastante espesor. La aplican realizando masajes circulares y dejan actuar por un cuarto de hora. Para que le rostro o la piel luzcan aun más suaves y brillosos cada vez que vayan a usar una de estas mascarillas primero se lavan muy bien la cara solamente con un jabón neutro, luego aplican una loción de tipo astringente y allí recién aplican la mascarilla. Cuando laven el rostro comiencen con agua tibia hasta llevarla a fría, y aplican una crema que humecte, masajean y ya están estupendas.

 


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*