Cremas depilatorias: ¿son la mejor opción?

cremas depilatorias

Una verdad de la vida a la que nadie puede escapar es que el vello corporal crece. Es claro que el pelo volverá a nacer allí donde lo cortemos. Pero hoy día las opciones para quienes desean deshacerse del vello corporal son inmensas y para la zona del cuerpo que se desee. Es por ello que quisimos realizar este artículo, para revisar los beneficios de las tan popularizadas cremas depilatorias.

En la actualidad no hay zona del cuerpo fuera de juego. Las personas eligen depilar axilas, piernas, pubis, las cejas, el rostro, el abdomen, la espalda, el pecho, la ingle y las piernas. Como bien nos hemos acostumbrado, las máquinas de afeitar (o una simple hoja de rasurar) eran las opciones populares tanto para hombres como mujeres, dada la facilidad y rapidez con que “el trámite” se realizaba

El problema consistía en que la efectividad no es la mejor de todas. Al afeitarnos solemos encontrar todo tipo de problemas accesorios: nos podemos lastimar por error, generar irritaciones en la piel, sin mencionar la más desilusionante de todas, que generalmente el vello suele volver a crecer con la misma rapidez con la que se lo cortó. Este último punto suele desmentirse, con justa razón. El vello no “crece más rápido”.

Sencillamente, como la raíz no se ve afectada (como en la depilación), crece con normalidad.

De modo que la aclaración sería: crecerá “más rápido” en comparación con un vello depilado.

A mi punto de vista, rasurarse sólo tiene un solo atractivo: se puede realizar de manera sencilla, rápida y sin productos accesorios (de hecho, con simple jabón y una brocha casera podemos evitar el uso de las cremas para rasurar), por lo que cualquiera puede realizarlo en cualquier lugar; pero ningún otro beneficio.

Aún más, al afeitarnos podemos correr el riesgo de contraer Foliculitis, una infección en el folículo piloso por lo general causada por la bacteria Staphylococcus (estafilococo) o un hongo.

De todas maneras, para aquellas personas que prefieren afeitarse, podemos recomendar no afeitarse al despertarse o antes de dormir. Durante el sueño, los líquidos corporales se acumulan debajo de la piel y hacen que la piel se hinche. Espere 20 a 30 minutos hasta que los fluidos realicen la regresión de modo que la piel esté más tensa y el eje del pelo más expuesto.

Algo similar a lo que ocurre luego de tomar un baño. También podemos recomendar aceite de bebé, que generalmente se considera bueno, pero algunas personas encuentran el irritante perfume.

Idealmente, usted buscará una crema hidratante que esté libre de perfume; una crema o una loción sin ingredientes o filtros solares anti-edad u otros aditivos (lo mismo ocurre con las cremas para afeitar para hombre, que contienen perfumes y ello puede generar irritación y malestar).

Por otra parte, tenemos una opción “clásica” y mucho más efectiva: la cera depilatoria. Pero ya sabemos las consecuencias que conlleva: dolor, dolor y un poco más de dolor. Por lo que sería preferente comenzar a olvidar sus “beneficios” en efectividad y pasar a otros métodos.

Es por esta razón que las cremas depilatorias han acaparado la atención de todos: son fáciles de usar y son (por lo general) indoloras. Con ello evitamos los cortes del afeitado, retrasamos el crecimiento (ya que eliminan el vello con más profundidad), evitamos el dolor y el vello crecerá con menos fuerza. Además, si lo que buscamos es efectividad, utilizar cremas depilatorias tendrá menor coste que tratamientos de belleza por láser y símiles.

Uno de los motivos por los cuales algunas personas temen el uso de estas cremas es su fuerte olor (a raíz de los productos químicos en ellas, como el tioglicolato de calcio y el tioglicolato de sodio).

Pero ello no es un motivo de pánico. Simplemente consulte a su dermatólogo por posibles reacciones alérgicas o irritaciones, pero nada más. Las cremas depilatorias son perfectamente seguras.

Por su puesto que está contraindicado su uso sobre piel ya irritada, rasguñada, enrojecida o inflamada al mismo tiempo que no se debe aplicar sobre heridas abiertas ni cerca de los ojos.

En este sentido, es recomendable que utilices la crema para la zona que ha sido destinada, ya que estará desarrollada para trabajar sobre la zona específica para la que fue diseñada sin dañarla.

En cuanto a las cremas depilatorias femeninas, se suelen recomendar las de Veet o Nair, pero podrás encontrar en todas las presentaciones y marcas como imagines: las hay genéticas, en aerosol, loción y gel.

Es importante que higienices el área donde utilices la crema, lavando con abundante agua la zona. Por lo demás, el efecto es muy rápido (no tardará más de 10 minutos en completar el tratamiento), algo que podemos agregar como beneficio junto a que muchas de ellas poseen componentes activos que, además de realizar la depilación, le brindarán suavidad y brillo a la piel, al mismo tiempo que la hidratarán en profundidad.

Fuentes: Veet, Palo Alto Medical Foundation.


Acerca de Natán Gasparotti 16 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

1 comentario en Cremas depilatorias: ¿son la mejor opción?

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*