Cómo elegir tu activo antiage

Cómo elegir tu activo antiage

Cómo elegir tu activo antiage

Cómo elegir tu activo antiage. Consejos de estética.

 

En el mercado son muchos los productos que se ofrecen como tratamientos antiage, es decir que son capaces de combatir los diferentes signos de la edad y hacernos lucir más jóvenes. Sin embargo, existen diferentes activos antiedad, y es posible que no sepamos bien cuál utilizar en muchos casos de acuerdo a nuestras necesidades. Veamos cómo elegir tu activo antiage.

El retinol es uno de los activos más conocidos, su función es la de contrarrestar los efectos del estrés oxidativo en la piel que producen los rayos solares y la polución ambiental, que acentúa arrugas, genera manchas y una piel más apagada. Al retinol se debe sumar una buena protección contra los rayos UV de uso diario.

El retinol es una forma activa de la Vitamina A. La vitamina A está presente de forma natural en la piel y el cuerpo puede adquirirla por medio de la dieta en distintos alimentos como zanahorias, verduras de hojas verdes, calabaza, melón, donde se encuentra en forma de beta caroteno, precursor del retinol. Sus beneficios se hacen visible entre dos a seis meses de uso continuado.

El ácido hialurónico es otro de los conocidos, que llegó al mercado como un componente para rellenar arrugas y dar un shock de hidratación a la piel. Se trata de una sustancia ya presente en diversos tejidos físicos como la piel, articulaciones y cartílagos, pero que se reduce en cantidad con el paso del tiempo haciendo que la piel pierda volumen y retenga menos agua, lo que genera una tez pagada, falta de tersura, firmeza de la piel y aparición de arrugas.

El ácido hialurónico en apenas 10 días reduce las arrugas y genera un efecto lifting. Es capaz de mejorar hasta diez signos de la edad: arrugas, líneas de expresión, tono apagado, rasgos marcados, tono irregular, pérdida de firmeza, de tonicidad y turgencia, signos de fatiga y deshidratación.

Está indicado para pieles sensibles, con arrugas marcadas y visible pérdida de luminosidad, si bien su función no es aclarar manchas, actúa mejorando el aspecto general de la piel.

El colágeno es otro de los activos más famosos, si bien lo que nos aplicamos en los cosméticos es el pro-colágeno, que estimula a nuestro cuerpo a producirlo. A partir de los 20 años, los fibroblastos, que son las células encargadas de producirlo se alteran y disminuyen la cantidad cada vez más. Al aplicar productos con colágeno, reponemos lo que la piel ya no produce.

Está indicado para redefinir el aspecto del contorno del rostro y darle luminosidad a la piel.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*