La cicatrización queloide

La cicatrización queloide

La cicatrización queloide

La cicatrización queloide. Estética.

 

Ya sea producto de un accidente o una cirugía, hay personas que desarrollan las poco agraciadas cicactrices queloides, que se tornan un problema estético si están en áreas de la piel visibles.

Surgen por un error en el proceso de curación, cuando la piel activa mecanismos para cerrar heridas. La piel genera colágeno para que el tejido crezca y cierre el corte. Ese colágeno lo componen unas células que se llaman fibroblastos, dentro de nuestra piel, en la dermis. Esos fibroblastos reaccionan de forma anómala y crean sin control mucho más colágeno que no está correctamente formado.

El queloide es el proceso más severo y menos frecuente aunque normalmente así se llame a cualquier cicatriz anómala, por lo general lo que se suele ver con más frecuencia son cicatrices hipertróficas.

Son más frecuentes en zonas donde la piel está más tensionada, en personas con predisposición genética, en personas jóvenes y de raza negra, aunque cualquiera puede tener una mala cicatrización.

Existen diferentes tipos de tratamiento para la cicatrización queloide.

En personas que ya la han padecido se suele aplicar productos derivados de la silicona, polímeros. Estos polímeros aplicados en forma de tiritas o de cremas mejoran la formación de cicatrices. Muchas veces resuelve las cicatrices hipertróficas si se las trata a tiempo.

Terapia intralesionar: medicamentos que se inyectan dentro del queloide. Hay sustancias efectivas como los derivados de la cortisona. Es eficaz en las primeras fases y si el queloide no es muy severo. Otro grupo son los fármacos antiproliferativos, inhiben la proliferación de células que se multiplican rápidamente.

Láseres: los queloides son rojizos o amoratados por los vasos sanguíneos, tienen metabolismo alto. Hay algunos láseres que tratan la proliferación de los vasos. Al ir cerrando esos vasos las células carecen de oxígeno y así no pueden proliferar. Los láseres vasculares combinados con las inyecciones intralesionar son la herramienta más eficaz para los queloides utilizada en la actualidad.

Como recomendación, hay que considerar que el sol estimula la formación de colágeno anómalo y la pigmentación del queloide. Es muy importante que en verano se proteja del sol aquella zona de piel donde se esté formando la cicatriz o esté ya hecha, cubriéndola o aplicando un producto con elevado FPS.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*