Ondas rusas y ondas cuadradas

tonificación muscular con ondas rusas y cuadradas

Ambas técnicas además de beneficiar estéticamente al cuerpo también colaboran con la salud, estimulando la circulación, eliminando la retención de líquidos y por consiguiente mejorando la oxigenación de la zonas del cuerpo en que sea apliquen,  lo que consecuentemente fomenta la eliminación de toxinas.

¿Pero en qué se diferencian unas de otras?

Las ondas rusas son uno de los tratamientos estéticos más usados en la actualidad para tonificar, dar firmeza, eliminar la celulitis y aumentar la masa muscular. Como principal beneficio en la aplicación de éstas se observa la eliminación paulatina de la hipotonía o flaccidez, ya que este impulso eléctrico penetra profundamente en la zona a tratar.

Pero dicho tratamiento también favorece al sistema circulatorio facilitando el buen retorno venoso y linfático, que como consecuencia elimina la retención de líquidos en la zona tratada aumentando la circulación y aportando de esta manera oxigeno extra y elimina toxinas y desechos, lo cual hace que la celulitis mejore su aspecto y tienda a desaparecer. En casos de distrofia o atrofia muscular está indicada ya que es una terapia perfecta en la recuperación.

Las ondas cuadradas se tratan de un nuevo y revolucionario concepto en electroestimuladores musculares de utilización en estética y fisioterapia. Las ondas se presentan en forma de pulsos de baja y media frecuencia en donde la forma de onda es muy importante, debido a ello las aplicaciones faciales y corporales son posibles ya que reduce casi en su totalidad la sensación eléctrica que generalmente aparece en el uso de estimuladores eléctricos.

La diferencia que tienen con las ondas rusas, es que las cuadradas no dan la sensación de electricidad. Las ondas cuadradas, aportan gran cantidad de beneficios con una característica particular: “la ausencia total de sensación eléctrica“. En sí las ondas cuadradas son electro-estimuladores musculares, son ondas de baja y media frecuencia que al no generar la percepción de corriente eléctrica se pueden aplicar tanto en el cuerpo como en el rostro sin causar molestia alguna.

Las ondas rusas generan ráfagas de impulsos eléctricos que estimulan la musculatura, en cambio las cuadradas realizan un ciclo el cual es prácticamente imperceptible. Las ondas cuadradas tienen un mayor efecto en la estimulación de fibras motoras, su accionar es más profundo que el de las rusas, en cada sesión trabajan muchas más fibras musculares por lo que los resultados se ven más rápidamente.

Las ondas cuadradas en combinación con las rusas se usan para:

Reducir la flaccidez combatir la celulitis, modelar el cuerpo, otorgar firmeza a los músculos tonificando las fibras, para eliminar toxinas mediante el drenaje linfático, y en tratamientos de fisioterapia para fortalecer, mantener, aumentar la masa muscular, incrementar la resistencia muscular y en la rehabilitación post yeso, entre otros usos.

Ambas son una terapia que no tiene límites de edad a la hora de ser realizada, es sumamente efectiva siempre y cuando sea acompañada con actividad física y tratamientos combinados para cada caso.

Es recomendable realizar un mínimo de 2 a 4 sesiones de 30 minutos por semana, y no menos de 12 a 16 sesiones según cada caso en particular ya que con el correr de las sesiones se va aumentado la intensidad del estimulo.

La impresión eléctrica de la Onda Rusa es debido a que produce ráfagas de ondas, mientras que la onda cuadrada realiza un solo ciclo. Por otro lado, los tratamientos con ondas cuadradas poseen un tiempo de preparación para acostumbrar al cuerpo al ejercicio muscular antes de la aplicación propiamente dicha (pre-calentamiento), para luego en las próximas etapas obtener una mayor respuesta al tratamiento.


Acerca de María Leticia Ditrani 14 Articles
Mi nombre es Leticia pero me gusta que me llamen Leti. Soy de Rosario, Licenciada en Comunicación Social. “Canalla desde mi más tierna edad” parafraseando a Fito. Doy clases de Computación y me gusta mucho todo lo relacionado a la Informática y a los medios de comunicación en general.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*