Técnicas para eliminación del vello: Depilación Termoquímica

La depilación termoquímica es un método eficaz para acelerar la desaparición del vello corporal

La depilación termoquímica conocida también como “atrofia por calor” es uno de los sistemas para la eliminación del vello, que te puede aconsejar la esteticista en un gabinete de belleza.

Este método persigue la progresiva degeneración y atrofia de las células de la raíz hasta conseguir la desaparición del pelo. La fisiología del pelo que se va a someter a la depilación, los factores hormonales, la elección del método y su correcta ejecución, determinan el éxito de la depilación termoquímica.

Practicable sobre cualquier zona corporal, independientemente de la extensión y del tipo de pelo, la profesional debe contar con un producto químico con actividad tricoatrófica, un sistema de termoterapia y un sistema mecánico de eliminación del pelo (cera). El producto químico actúa sobre las células germinales del pelo para producir su neutralización y, de esta forma, su progresiva degeneración y atrofia. Y en cuanto a la cera a emplear debe ser una cera de baja temperatura de aplicación ya que, como en el tratamiento se emplea el calor, si la cera está caliente, podrían darse algunas complicaciones.

Por último, la aplicación de calor en la depilación termoquímica, tiene una doble finalidad: favorecer la penetración del producto químico en las células germinales, en las que va a actuar; y, por otra, catalizar y potenciar la acción de dicha formulación. El sistema de termoterapia más apropiado para la depilación termoquímica es un sistema de calor superficial, que actúe siempre en la superficie cutánea y de calor controlado –entre 37 7 44 º C. Si el calor es superior significaría la inactividad de los compuestos activos, y por tanto, la ineficacia del método.

En la actualidad existen en el mercado dos mecanismos diferentes que permiten la aplicación del calor: mediante sonda y mediante bandas. La sonda de termoterapia que se emplea en zonas no demasiado extensas, es un pequeño aplicador que se mantiene en constante movimiento hasta que logra la penetración del producto. En cuanto a las bandas anchas de termoterapia, se usa para eliminar el vello en zonas más extensas y permiten un tratamiento simultáneo en varias partes del cuerpo.

PRECAUCIONES

Existen una serie de precauciones y contraindicaciones en torno a la depilación termoquímica que debes conocer si de decides por este sistema de depilación.

  • En primer lugar, la depilación termoquímica, dado que se efectúa con la aplicación del calor, debe practicarse con prudencia en el caso de personas que padezcan trastornos circulatorios.
  • También, se evitará su utilización sobre varices, dermatitis y cualquier alteración en la que el calor esté contraindicado. Y, del mismo modo, no se deberá someter a este método a las mujeres embarazadas.
  • Si tienes la piel excesivamente fina y sensible, la esteticista puede optar por invertir el orden del proceso, esto es, depilar primero con cera y pasar después a la aplicación del producto con calor.
  • Por otro lado, como ocurre con la práctica totalidad de los sistemas depilatorios, después de llevar a cabo el tratamiento de depilación termoquímica, deberás evitar la exposición al sol y a las lámparas ultravioleta, ya que pueden ocasionar alteraciones pigmentarias.

Acerca de Marcelo Vallejos 58 Articles
Co-fundador de Red Estrategia y Anunico. Creador de mi propia realidad y desarrollador de mi pasiones. Léeme en mi cuenta de Twitter @marcelovallejos

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*