El agua de avena y sus beneficios a la hora de adelgazar

En la presente oportunidad hablaremos del agua de avena, un brebaje sumamente fácil de preparar que colabora en demasía con las necesidades nutricionales de aquellas personas que hacen dieta. Al poseer la avena grandes cantidades de fibra, permite brindar una mayor sensación de saciedad al tiempo que aporta una baja cuota de calorías, cualidad inmejorable de aquellos alimentos que nos permiten adelgazar desde su ingesta.

Lee el siguiente texto y aprende cómo preparar agua de avena, reconociendo al mismo tiempo todos sus beneficios.

La sencillez respecto del preparado, guarda clara relación con la cantidad de ingredientes que deben utilizarse. En el caso del agua de avena y tal como propone su nombre, son sólo dos insumos: avena y agua.

El agua de avena y sus beneficios a la hora de adelgazar

 

Forma de preparación

Para preparar agua de avena es preciso colocar los copos del mencionado cereal en un tazón grande y agregar lentamente agua. Una vez que los copos quedan totalmente cubiertos, es menester dejarlos reposar durante un lapso mínimo de seis horas corridas.

Pasadas las seis horas lo que debemos hacer es escurrir bien todos y cada uno de los copos de avena, esto ayudará a sacar provecho cierto de las fibras y nutrientes que nos propone el presente cereal.

Ahora bien, una vez escurridos los copos es preciso colocarlos en una licuadora agregando 1,5 litros de agua. Ambos insumos serán mezclados al interior de la licuadora y a máxima velocidad, lo cual nos otorgará un preparado sumamente líquido y fácil de digerir. Si así lo deseas, puedes agregar miel para endulzar el preparado.

 

Cómo y cuándo beber el agua de avena

Vale decir aquí que el agua de avena presenta algunas controversias respecto de la forma y momento en que debe ser ingerida. Si bien muchas personas recomiendan hacerlo por la mañana, otras desestiman la posibilidad de ingerir avena en ayunas, ya que la misma contiene muchas fibras y éstas deben ser utilizadas después de alguna comida para favorecer el proceso digestivo.

Bajo esta perspectiva, lo ideal sería consumir el agua de avena unos quince minutos después del desayuno y utilizar el preparado para que nos ayude a digerir nuestra primer ingesta del día. De la misma manera, tomar agua de avena entre comidas resulta igual de importante ya que será su contenido de fibras el que nos ayude a fortalecer de manera integral nuestro proceso digestivo.

Como verán, el agua de avena se presenta en términos de un preparado sencillo y ampliamente beneficioso en función de nuestras necesidades nutricionales. Si estás haciendo dieta y pretendes adelgazar, pocos alimentos podrán colaborar tanto como la avena en función de tus necesidades alimenticias.


Acerca de Ismael Naput 34 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*