Cómo vestir para ir a la Universidad: los sí y los no

La ropa que usamos, la combinación de colores, el corte de pelo, el perfume, la elección del calzado, el maquillaje… son solo algunos de los aspectos que influyen en nuestro perfil tanto personal como profesional. ¿Sabías que la imagen que proyectamos es el primer mensaje que transmitimos a los demás? Seguramente habrás escuchado el refrán acerca de que “la primera impresión es la más importante”. Si bien existen excepciones a esta regla, es innegable que la imagen habla mucho de nuestra personalidad.

 

En esta nota algunos tips de los “sí y los no” a la hora de elegir tu look para ir a la universidad:

 

Regla #1: Simplicidad, sencillez y comodidad

La ropa que uses no debe destacar más que tu persona. Evita usar diseños y atuendos que puedan llamar excesivamente la atención: escotes pronunciados, ropa demasiado ceñida al cuerpo, minifaldas o telas transparentes no son adecuadas para lograr un perfil académico. Siempre es preferible llevar prendas cómodas y básicas, que acompañen las largas horas de cursado. Con respecto a la paleta de colores, los tonos básicos son los más apropiados. Se pueden combinar con colores de la gama de azules, verdes y colores pastel.

 

Regla #2: Zapatos cómodos

Para sobrevivir a extensas jornadas de estudio, lo último que necesitas son zapatos incómodos que no te permitan realizar tus actividades con normalidad. Tacos, plataformas demasiado elevadas, ojotas o sandalias altas no son una buena opción para la universidad.

En vez de eso, busca unos zapatos clásicos de tacón bajo o mediano que te den una apariencia sofisticada y formal. Los zapatos cerrados, las clásicas “chatitas” o ballerinas o botas planas también son opciones recomendadas que no pueden faltarte.

 Recuerda: la elección del calzado no es un detalle menor.

Busca unos zapatos clásicos de tacón bajo o mediano que te den una apariencia sofisticada y formal.
Busca unos zapatos clásicos de tacón bajo o mediano que te den una apariencia sofisticada y formal.

 

Regla #3: Belleza natural, sin exceso de maquillaje

El maquillaje debe ser discreto, minimalista y reflejar un aspecto natural. ¿Cómo lograrlo? Con una base líquida que empareje el tono de la piel, un poco de rubor, un delineado suave de ojos y un poco de cosmético para pestañas. Estos cuatro elementos son suficientes para estar bien arreglada y no lucir demasiado producida. Por último, no olvides humectar tu piel antes de salir para completar tu look y mantener una piel sana y saludable.

 

Regla #4: Accesorios, menos es más

Los accesorios pueden hacer una gran diferencia a la hora de armar de combinar y armar un conjunto. Al igual que con la ropa, durante el día, lo mejor es elegir accesorios sencillos, clásicos pero con un toque de elegancia y buen gusto. Evitar la bijouterie demasiado brillante o llamativa. Con un lindo par de aros (de perlas por ejemplo), algunos anillos y un reloj es suficiente.

 

Regla #5: Cuidar los detalles

Los pequeños detalles hacen la diferencia, mantener una limpieza personal impecable. Empezando por el cuidado de las manos, evitar usar uñas demasiado largas, con postizos o color de esmaltes demasiado estridentes. Reemplazarlo por tonos neutros y simples. Nuestras manos y uñas son la carta de presentación hacia los demás. Con respecto al cabello, cuidarlo con productos de buena calidad, llevarlo de forma armónica y no con peinados o colores demasiado extravagantes. ¿Un complemento que no te puede faltar? Un buen perfume, con una fragancia agradable que se adapte a la piel.

No te olvides, nuestra imagen emite un mensaje y es una proyección de nuestra personalidad. Con estos tips podrás alcanzar la mejor impresión de vos misma con un look profesional y adecuado.


Acerca de Maria Laura Cóceres 33 Articles
Soy comunicadora social. Tengo 25 años. Santafesina. Curiosa por naturaleza, disfruto escribiendo y compartiendo temas de interés general.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*