Cómo lograr un buen bronceado teniendo en cuenta mitos y verdades en torno al uso de protectores solares

La clave para disfrutar del sol sin correr riesgos consiste en cuidar correctamente al órgano más grande de nuestro cuerpo: la piel. Productos con filtro, protectores y cremas se convierten en nuestros aliados durante el verano.

Sin embargo y a pesar de las recomendaciones de los especialistas, hay muchos mitos, confusiones y verdades en torno al uso y la protección de estos productos.

A continuación, resolvemos 7 mitos para despejar dudas y conseguir un bronceado saludable estas vacaciones:

Mito nº 1: El sol no quema cuando estamos dentro del agua

FALSO. El reflejo de los rayos solares en el agua, hace que la irradiación penetre más profundamente en la piel. Por esa razón, aunque estés sumergido bajo el agua, debes utilizar cremas protectoras con filtro para evitar insolaciones y daños en la piel.

Mito nº 2: Los protectores solares previenen la aparición de arrugas

VERDADERO. Los rayos ultravioletas estimulan la aparición de arrugas, manchas y de otras señales de envejecimiento. Para evitarlo, los dermatólogos recomiendan el uso diario de protectores y bloqueadores solares durante todo el año, especialmente en las zonas faciales, en manos, cuello y busto.

Mito nº 3: Los días nublados el sol no quema

FALSO. Las nubes sólo pueden reducir el efecto de los rayos UV en un pequeño porcentaje. Por lo tanto, usar protectores es igualmente necesario en días con poco sol.

Mito nº 4: Se debe aplicar protector solar 30 minutos antes de la exposición al sol

VERDADERO. Los filtros solares tienen una eficacia óptima cuando se aplican minutos antes de tomar sol. Así, la piel puede absorber eficazmente el protector solar y brindar la protección adecuada.

Mito nº 5: Mientras más capas de filtro solar se aplique, más alta es la protección

FALSO. La protección solar no es acumulativa. El cuidado de nuestra piel depende del factor de filtro solar que escojamos. Por eso no es necesario el exceso de producto o  aplicar muchas capas en una misma zona.

Mito nº 6: Aunque la protección solar sea resistente al agua se debe volver a aplicar el producto luego de un baño en el mar o la pileta

VERDADERO. Todos los filtros solares deben ser reaplicados nuevamente después de que nuestra piel tuvo contacto con el agua, incluso aquellos productos etiquetados como resistentes al agua.

Mito nº 7: Con aplicar protector una vez al día es suficiente

FALSO. La protección solar no dura todo el día. Es necesario reaplicar la crema sobre nuestra piel cada dos horas aproximadamente, especialmente luego de nadar, transpirar, frotarse la piel o exponerse un tiempo prolongado al sol.

Consejos a tener en cuenta al exponerte al sol:

  • Utilizar una protección adecuada a nuestro tipo de piel
  • No exponer a los bebés y niños al sol de manera directa
  • Repetir cada dos horas la aplicación de protector solar
  • No olvidar de aplicar filtro en zonas sensibles como el cuero cabelludo, los párpados, escote, cuello, manos y nariz.
  • Evitar exponerse al sol entre las 11 y las 16 horas.
  • Consultar cualquier duda con el dermatólogo y especialistas en la piel.

Es importante tener en cuenta estos consejos y conocer los mitos y las verdades acerca  de los cuidados a la hora de tomar el sol, no sólo para conseguir un buen bronceado sino para proteger tu piel, el órgano que reviste y atraviesa todo tu cuerpo.


Acerca de Maria Laura Cóceres 33 Articles
Soy comunicadora social. Tengo 25 años. Santafesina. Curiosa por naturaleza, disfruto escribiendo y compartiendo temas de interés general.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*