El yoga y sus beneficios

En los tiempos actuales las mujeres al ser independientes hacemos muchas cosas al día como trabajar, estudiar y mantener la casa organizada. Así que les propongo que se tomen un tiempo exclusivo para ustedes y comiencen ya a buscar un lugar cercano si les queda más cómodo para practicar yoga, toda una fuente de bienestar y de relajación que les aportará innumerables beneficios.

Si se deciden por el yoga, encontrarán en esta práctica milenaria diversos beneficios tanto  físicos, mentales como así también espirituales. Si no se lo quieren tomar muy en serio, será un momento privado de cada una para encontrar el relax y la calma que necesitan tras largas horas de labor, estudio y trabajo.

Tengan en cuenta que el yoga abarca como dije lo físico, y a su vez nos hace despertar conscientemente, y así reconocer cuáles son nuestras necesidades  como las del cuerpo, las de la mente y las del alma. A medida que ya pasen dos o tres semanas de práctica, se comenzarán a notar los cambios a través de un aumento de las energías, y asimismo bienestar en todo nuestro aparato respiratorio y digestivo. Por otro lado, nuestro músculos se verán cada vez más fortalecidos y la vejez demorará más delo habitual. Es decir que hallarán un equilibrio perfecto para vivir a pleno. El yoga también ofrece más oxígeno, mejora el sistema cardiovascular y disminuye el famoso estrés que vamos acumulando durante la jornada.

Si padecen de insomnio, depresión o bajones y tienen problemas para concentrarse como corresponde el yoga es la práctica ideal para relajarse y retomar nuevas fuerzas mentales. Además nos ayudará a  mejorar esas tremendas posturas que adquirimos en la oficina y nos descontracturemos sanamente.

Existe el mito que el yoga es exclusivamente algo religioso, y es por ello que hice la aclaración que puede practicarlo todo el mundo pues si no deseamos abocarnos a la parte espiritual, esta práctica nos ayudará sin que nos demos cuenta a enfrentar el día a día, las adversidades, las situaciones problemáticas y poco a poco seremos más flexibles, calmas y nos relacionaremos mejor. Claro que no hay que recurrir al primer lugar que encontremos. Es necesario informarse sobre un buen instituto o un buen profesor. Una vez que encuentren ese lugar en donde haya gente certificada para la enseñanza del yoga ya pueden comenzar tranquilas. Y por supuesto no comiencen un día y luego dejen o abandonen. Traten de respetarse ese temo propio, disfrutarlo y explotarlo al máximo, la disciplina es fundamental. Otro punto que es preferible aclarar es tener un certificado médico antes de comenzar con esta práctica para saber si podrán realizar todas las posturas que les enseñen. Si padecen de alguna enfermedad hay que comunicárselo al instructor quien tendrá en cuenta qué ejercicios serán más favorables en determinados casos. En el yoga podrán expresar sus emociones sin que nadie lo sepa y obtendrán pensamientos positivos, lo cual  a su vez  favorecerá las relaciones haciendo que las mismas sean más armoniosas y también les dará mucho entusiasmo por la vida.

Luego, una ventaja que tiene esta práctica es que pasados dos o tres meses, si un fin de semana o cualquier día se encuentran nerviosas, algo alteradas o ansiosas pueden encerrarse en un cuarto con música ambiental de lluvia, canto de pájaros, olas de mar o aquella que más les agrade, abrir la ventana para que entré el sol e iniciar algún ejercicio que ya puedan practicar solas. Y si no pueden hacerlo en casa, no busquen el lado negativo. Vayan a una plaza o un parque y conéctense con ustedes mismas..Pueden además prender una vela aromática o un sahumerio que transmita paz. No lo duden ni lo piensen mucho. Tomen la decisión y comiencen a descubrir el yoga esta misma semana. ¡No se arrepentirán!

 


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*