Un plan alimentario rico en proteínas

alimentos ricos en proteinas

alimentos ricos en proteinas

 

Muchos de ustedes deben haber oído sobre las dietas ricas en proteínas. Por un lado se le atribuye un efecto “milagroso” si se trata de bajar de peso, y por otro un buen recurso para ganar masa muscular y tonicidad cuando se entrena o intenta modelar el cuerpo. La cuestión es que en parte estas creencias tienen algo de cierto, pero hay que saber de qué se trata y como funciona tal plan alimentario.

En principio hay que tener una noción de que son las proteínas y que rol cumplen en el organismo, y por supuesto en lo posible, asesorarse por nutricionistas o especialistas en dietas, quienes van a recomendar los pasos a seguir según el objetivo de cada persona.

Para hacerlo de manera sencilla, podemos decir que las proteínas son los “ladrillos” del cuerpo humano, y su función es básicamente estructural constituyendo la mayor proporción de los tejidos de sostén del cuerpo, junto a otra muy importante función: formar parte de muchas de las hormonas que rigen el metabolismo.

En el caso de buscar un descenso de peso, la mayoría de las veces se recomienda una vez a la semana seguir un plan proteico integral con el fin de estimular al metabolismo: impulsarlo a quemar las reservas grasas acumuladas, además de un importante efecto de saciedad, por lo que se evita pasar largos periodos del día sintiendo apetito y esto se debe a que los seres humanos demoran más en digerir las proteínas que los hidratos de carbonos (que en este caso no se ingieren durante ése día ); en cambio si se pretende desarrollar masa muscular para ganar peso o para practicar algún deporte, las necesidades proteicas son distintas: hay que tener en cuenta una formula algebraica que determina la cantidad exacta de proteínas (mayormente de origen animal) que deberá ingerirse diariamente para lograr el músculo pretendido.

En estas dietas se incluyen todos los tipos de carnes: cerdo, aves, res, así como mariscos y pescados. Los tipos de lácteos mayormente descremados, pero se incluyen todos; así como cereales y granos que aportan proteínas y algunos carbohidratos buenos, como la lenteja, la soja y la avena. Entre otros alimentos complementarios para este tipo de plan alimenticio están el huevo (la clara cocida preferentemente), los frutos secos y frutos como la banana y las frutillas.

A grandes rasgos hemos descrito una dieta rica en proteínas dejando en claro que los requerimientos dependerán del objeto principal de quien la lleve a cabo: quemar grasas, estimular un nuevo descenso de peso en caso de obesidad por ejemplo, o ganar masa muscular, va a depender de la persona en cuestión y en caso de tratarse de complementar un entrenamiento deportivo, el nutricionista contemplará el desgaste físico, la frecuencia y la intensidad del mismo para establecer el plan ideal.

Un plan nutricional rico en proteínas es perfecto para los amantes del deporte y para quienes deban incrementar un poco su peso, más que en el caso de rebajar. Consulta a un nutricionista e intenta ver cómo marcha!

 


Acerca de Analia Cabrera 46 Articles
Redactora en Red Estrategia. Santacruceña de cuna y alma, santafesina por adopción.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*