Trucos caseros para la piel que NO se deben aplicar

Trucos caseros para la piel que no se deben aplicar

Trucos caseros para la piel que NO se deben aplicar

Trucos caseros para la piel que no se deben aplicar. Cuidados y salud de la piel.

 

Es cierto que muchos productos naturales son excelentes para la piel, además de fáciles de conseguir y económicos. Pero muchas de las “recetas de la abuela”, pueden en realidad ser nocivas para nuestro cutis, así que no las usemos indiscriminadamente.

Un truco muy difundido es fijar el maquillaje rociando el rostro con una fina capa de laca capilar. Pero lo único que logramos es intoxicar nuestro cutis con alcohol y productos químicos agresivos, que lo deshidratan y obstruyen los poros.

También es un viejo truco utilizar vapor en el rostro para limpiar los poros, aprovechando que el calor los abre. No es algo del todo malo, pero hay que considerar que si el agua está demasiado caliente, el vapor podría quemarnos la cara y deshidratar nuestra piel del rostro provocándole sequedad e irritación. Asimismo, es importante aplicar algún producto para cerrar los poros al finalizar, pues de lo contrario se llenarán de suciedad.

Si bien los dentífricos poseen propiedades antibacterianas, nunca debe aplicarse sobre las lesiones de acné (granitos). Este producto está pensado para aplicarse sobre la superficie del esmalte dental, lo que significa que sobre la piel resulta muy agresivo, reseca demasiado y puede causar irritación.

Algunas personas aconsejan utilizar detergente para la vajilla para limpiar un rostro graso. Es un enorme error. La oleosidad del cutis es mucho más suave que la de los restos de comida que tenemos que remover de platos y ollas. Eso significa que la piel terminará sumamente reseca, irritada y agredida. Además, la piel se defiende de esa agresión generando más sebo, con lo cual se produce un “efecto rebote” y terminamos con el rostro más engrasado que antes.

Finalmente, hay quienes por comodidad se aplican crema corporal en el rostro. Esto está mal debido a que la piel de la cara es mucho más sensible que otras zonas del cuerpo, y además en el cutis existe un mayor riesgo a sufrir una reacción adversa. Si se trata de una crema para pieles secas, además, resulta demasiado densa para el cutis y puede obturar los poros, generando comezones. Por ello, a cada zona del cuerpo se debe aplicar su crema específica.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*