Las plataformas vibratorias: de los astronautas con amor

ejercicios plataforma vibratoria

De ser un complemento para el entrenamiento de astronautas rusos, actualmente las famosas plataformas vibratorias tienen su espacio en gimnasios y en centros de belleza, ganándose la reputación de proveer el ejercicio ideal para aquellas personas que cuentan con poco tiempo para dedicarle.

El aparato usualmente cuenta con unos 120 programas preestablecidos que buscan finalmente, ejercitar la musculatura, quemar calorías y ayudar a bajar de peso, mientras ayuda a mejorar el aspecto de la celulitis. Además, después de cierto tiempo de práctica, uno mismo puede configurar su propio programa de ejercicios, con la duración e intensidad que le parezca.

Una ventaja de la plataforma vibratoria, es que al tener tantas opciones para trabajar, se convierte en una herramienta muy personal y exclusiva: se diferencian notablemente los programas para hombres de los específicos para mujeres, así como los especiales para entrenamiento de competición, de los indicados para ejercitar en la tercera edad.

Las vibraciones mecánicas producidas por el artefacto, contribuirían a entrenar las articulaciones, la flexibilidad y la musculatura de quienes la usa, pero siempre acompañado de movimientos específicos, no quedándose quieto sobre la tarima. Otro complemento que ofrece es el drenaje linfático por la vibración: estimulando la microcirculación mediante los sucesivos movimientos, permite oxigenar los tejidos y mejorar el aspecto de la piel con celulitis o edematosa.

Ahora bien, hasta aquí todo lo que ofrecen estos equipos es maravilloso y muy conveniente, pero hay que tener en cuenta ciertos detalles y situaciones puntuales de salud, antes de embarcarse en utilizarlos.

Es fundamental usar la plataforma acompañados por un instructor que corrija la postura y regule la exigencia, al menos hasta que uno se ponga en forma como para hacerlo solo, y así evitar daños y molestias. En cuanto a las condiciones físicas de quien pretende ejercitar con ella, no se recomienda para mujeres embarazadas, no pueden utilizarlas quienes lleven marcapasos, y quienes padezcan de miopía sobre grado 6, ya que las oscilaciones pueden causar efectos nocivos para la parturienta y el bebé, descalibrar el marcapasos, y desprender la retina.

Aquí lo más recomendables entonces es, aprovechar las ventajas que la plataforma vibratoria ofrece como complemento por ejemplo, en un circuito aeróbico, aprovechando que estimula la circulación y oxigenación, más aun en el caso de personas de la tercera edad. Además es recomendable para aquellos, previa revisación médica, que no cuentan con mucho tiempo para dedicarse a ejercitar, y precisan hacerlo de manera exigente en un corto lapso.


Acerca de Analia Cabrera 46 Articles
Redactora en Red Estrategia. Santacruceña de cuna y alma, santafesina por adopción.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*