Moxitoterapia, sabiduría milenaria en la belleza

Moxitoterapia, sabiduría milenaria en la belleza

Moxitoterapia, sabiduría milenaria en la belleza

Moxitoterapia, sabiduría milenaria en la belleza. Técnicas de belleza.

 

En materia de belleza, existen muchas opciones para el cuidado de la estética, desde las más avanzadas y tecnológicas hasta aquellas que recuperan sabidurías antiguas. La moxitoterapia se inscribe en esta última categoría, pues es una técnica japonesa milenaria que resulta útil para lograr excelentes resultados.

La moxitoterapia se trata de un tratamiento japonés de estimulación mediante calor, que suele combinarse con otras técnicas niponas como digitopuntura y masajes, logrando no sólo buenos resultados estéticos sino también en la salud, y además resultan muy relajantes y útiles para deshacerse de tensiones.

La particularidad de esta técnica es el uso de una especie de varilla de incienso que se llama moxa. Ancianas japonesas las elaboran manualmente e incluso las aplican en sí mismas, siendo personas longevas, saludables y con gran flexibilidad y agilidad corporal para su edad.

Esta moxa contiene 12 plantas milenarias como el pino (que es un potente estimulador), la equinácea (potencia el sistema inmunológico), el níspero japonés, el olivo, la artemisa, o la pasiflora, entre otras esencias vegetales.

La moxa se introduce en el interior de una especie de bolígrafo de acero con orificios y se va pasando por los puntos a tratar. Desprende un calor que resulta agradable y relajante, y de esta manera los aceites esenciales de las plantas van penetrando en la piel.

Las moxas originales, utilizadas en el Lejano Oriente durante siglos, eran una especie de bastoncillos hechos a partir de las hojas pulverizadas de la planta artemisa, cuyas propiedades sedantes y antiinflamatorias ya eran conocidas desde la Antigüedad.

Este puntero de acero llamado reyanki tiene una serie de orificios por los que saldrá el calor y el aroma particular que desprende esta particular mezcla de plantas.

Si se centra en el tratamiento facial, la moxa se pasa desde el centro del pecho, la zona donde se concentra la energía, y se va subiendo por el cuello hasta la cabeza y se pasa por todo el rostro. La agradable sensación hace que la sesión sea un gran placer, y las facciones ya se ven diferentes debido a la gran relajación que se produce.

En el caso del tratamiento corporal, la moxitoterapia se trabaja desde la planta del pie hasta la parte superior de la cabeza, haciendo foco en los puntos energéticos del cuerpo. Es ideal para aliviar dolores musculares, para eliminar la retención de líquidos y tonificar la piel.

Resumiendo, los beneficios de la moxitoterapia son:

  • Alivio de contracturas, dolores musculares, reumatismo.
  • Optimización en la circulación sanguínea y linfática (ayudando a corregir la retención excesiva de líquidos).
  • Terapia antiestrés.
  • Tratamiento de afecciones cutáneas como eccemas o acné, mejora general del aspecto de la piel.
  • Efecto antiinflamatorio.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*