Las flores de Bach, una fuente de salud natural

terapia flores bach
terapia flores bach

El nombre que se le da a esta terapia, o más que eso puesto que se ha transformado en todo un estudio  para llevar a la práctica, se debe al médico Bach quien descubrió que gracias  la combinación, o utilizando sólo una planta  de las 38 que él denominó esenciales para determinadas patologías.

El uso de las flores de Bach que se presentan en frascos y cuyas dosis son de hasta 5 gotas de 3 a 4 veces al día en forma sublingual, no tiene contraindicación alguna. Tampoco intoxicación, pues si por error se toma una cuchara de ese frasquito nada malo ha de pasar.

Es sin duda una excelente terapia para tratar diferentes trastornos como la obesidad, las fobias, el estrés, el colon irritable, la constipación, los nervios crónicos,  y es compatible con todo tipo de medicación que pueda prescribir el médico. Lo ideal es que se comience a dejar la típica mediación farmacológica, y  optar por remedios naturales y cuya eficacia ofrece los mismos resultados  sin necesidad de intoxicar tanto a sangre.

Por otro lado, el creador de esta maravillosa terapia solía decir que lo importante a realizar primero, es tratar de equilibrar emocionaolmete al paciente. Vale decir que por ejemplo, en casos de obesidad en donde prima la ansiedad por comer, la ingesta de la flor específica para esta patología logra que el paciente vaya disminuyendo su compulsión a la comida y así de apoco gracias a una dieta bajar de peso.

Por otro lado y para que no teman a esta terapia, la misma a ha sido declarada ya  como terapia Alternativa por la organización Mundial de la Salud por los años ’76. Los beneficios de las flores de Bach son múltiples, y van desde combatir migrañas, cefaleas, insomnio, ataques de pánico hasta trastornos mucho mas importantes como lo es actualmente el caso de los niños que padecen de TDA, pues poseen la propiedad  de bajar los niveles de hiperactividad y que así el niño se mantenga en un  equilibrio más sano para con él mismo y para con el entorno.

También pueden hacer uso  quienes sufran de problemas musculares, calambres, dolores en la espalda, problemas típicos de las cervicales y lo excelente es que todos, ya sean niños, adolescentes o ancianos pueden tomarlas. Cuidado cuando taren el frasco de la farmacia, pues este preparado se efectúa  en base a una flor pero tiene el agregado de alcohol, y si no cierran bien el frasco luego de colocar las gotas debajo de la lengua, el líquido se evapora.

Por ello es que los farmacéuticos elaboran estos preparados para que el paciente los tenga solo durante 15 días y luego solicite un segundo frasco. En caso contrario, pierden su efecto y por ende no ayudan a combatir la dolencia a tratar.

Entre la amplia gama de beneficios encontramos que las flores apaciguan los miedos  y más aun en los fóbicos, combaten el estrés, ayudan a que se duerma tranquilo y las horas necesarias, elimina cierta desesperación y alteración que podamos sentir, combate la fatiga y el agotamiento físico, ayuda a que nos concentremos mejor, y nos eleva el estado de ánimo porque justamente a esto apunta la terapia.

No solo sirve y tiene grandes resultados en las patologías, sino que apunta además a mejorar la calidad de vida de cada persona haciendo que el estado anímico sea cada día mejor. Esto quiere decir que el uso de una de las 38 flores se enfoca a combatir un síntoma pero también a que cada uno pueda encontrar su propio equilibrio y se pueda además encontrar a si mismo, en tanto se va esfumando el sentimiento de queja, de enojo y de dolor.

Somos lo que pesamos dijo Gandhi una vez, y no estuvo en absoluto equivocado. Pueden probar tranquilamente. Su farmacéutico de confianza, o asimismo el médico zabra recetarles qué flor deben comenzar a tomar para un síntoma o dolencia en particular. El efecto comienza en el día y va aumentando al pasar ya la semana. Finalmente, otra de las grandes ventajas es que no produce dependencia como los fármacos tradicionales.


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*