Los beneficios de la curación con imanes: Terapia con Imanes

terapia con imanes
terapia con imanes

Vaya si hay terapias alternativas pero si de biomagnetismo hablamos resulta maravilloso. La cura con imanes  se ha tornado una excelente alternativa para la mejora de muchas enfermedades. Esta terapia fue descubierta por los años ’98 y luego de haber estudiado mucho sobre ella, se ha llegado a descubrir que posee el poder equilibrar todas las glándulas endocrinas, eliminar diversos tipos de parásitos, establecer armonía emocional y aumentar el buen ánimo entre  tantas más. El fin es el de elevar el valor de la energía en cada enfermo. Esta terapia abarca además el aspecto biofísico a través de técnicas muy simples por cierto.

Por suerte es una terapia que permite ser compatible con la medicina tradicional puesto que no causa ningún efecto adverso, y gracias al diagnóstico que presente el paciente a través de estudios médicos, se pueden encontrar mejores técnicas para aumentar las mejorías. Ahora bien ¿Cómo se lleva a cabo esta terapia tan sorprendente e innovadora?

Son los imanes la herramienta con la que se trabaja en las sesiones, y éstos se aplican de manera tal que actúan como escaneadores, rastreadores a través de los tejidos y de los diferentes órganos, más aun de los aquejados. Es así que el terapeuta va aplicando estos imanes en diferentes puntos específicos en todo el cuerpo por espacio de hasta 20 minutos, no más. De esta manera, los imanes van corrigiendo todo alteración de tipo iónico y es así que el paciente puede recuperar el equilibrio que se haya vuelto deficiente.

En esta terapia están en juego los factores del pH de todo el organismo, y es en base  a diferentes tipo de patologías que este pH se va construyendo y destruyendo, y gracias a los imanes se puede reconstruir en campos energéticos precisos de la zona dañada, sea la enfermedad     que  se presenta. Incuso hay pacientes con cáncer que acuden a este tipo de terapias y si bien no obtienen una cura, sí una mejoría y equilibrio orgánico.

Como todo paciente es único, los resultados exitosos de esta terapia, han de variar en tiempo y forma porque además es necesario tener en cuenta la edad de la persona, el tiempo que lleva ya enferma, la medicación que se le suministra, y posibles lesiones que esté presentando de manera perjudicial.

De todos modos, la terapia apunta a energizar y logra que así como los procesos de origen biológico se equilibren, también se tornen más dinámicos y se fortalezcan en un alto porcentaje. Se aconseja mucho en personas con problemas en los músculos como fracturas, y da excelentes resultados para que toda herida se cicatrice mucho más rápido y mejor.

Esto se debe a que los imanes hacen las veces de analgésico, mio-relajantes y antiinflamatorios. Es increíble pero estupendo. Al mismo tiempo estos imames van disminuyendo hasta que se detienen por completo los procesos perjudiciales que existen en el organismo, y el dolor suele desaparecer por compelo en pocas sesiones.

Ya en la segunda sesión, el paciente podrá corroborar los cambios que se van  sintiendo en las zonas afectadas y en el caso de padecer una enfermedad más complicada o crónica, luego de 5 tratamientos  se verá completamente con un alto nivel de mejoría en todo su físico. No cabe duda que no hay que desaprovechar esta terapia que al no causar efectos secundarios y que es complementaria con el tratamiento de medicinas de uso común, resulta mucho más que eficaz que otras a la hora de apaliar una enfermedad.


Acerca de Lilia Canosa 58 Articles
Nací en Buenos Aires, un 19 de enero de 1965. Escribo desde muy joven, habiendo estudiado filosofía, redacción y corrección literaria. También hablo francés e italiano y soy psicóloga social psicoanalítica. Ahora me encuentro escribiendo para revistas de chicos como psicóloga social y realizando trabajos como escritora y redactora de artículos, textos varios y tesis. Mi Twitter es @liliacanosa y allí me pueden encontrar.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*