Exfoliante de café y miel para el cuerpo

Los amantes del café se encuentran con frecuencia con los residuos del mismo, se trata de la borra o poso, como se denomina al café ya colado. Este producto no tiene por qué ir a parar a la basura, pues tiene múltiples usos. Hoy aprenderemos uno en particular: como un eficiente exfoliante para la piel.

En efecto, la borra de café tiene una textura granulada y suavemente áspera, ideal para realizar suaves masajes sobre la piel, que permitan la eliminación de células muertas y la activación de la microcirculación superficial. Como resultado, la piel lucirá más suave, más luminosa y más tersa.

Pero además, el café en sí mismo tiene excelentes propiedades, en particular para la celulitis, la gran enemiga de la estética femenina. La cafeína tiene la virtud de eliminar el líquido de los adipositos – la famosa retención de líquidos – ayudando así a deshacerse de las toxinas que producen la celulitis, y a eliminar el aspecto de piel de naranja de la celulitis edematosa.

Cabe señalar que nada es tan efectivo para tratar la celulitis como un buen plan de alimentación sana y ejercicios combinados: aeróbicos y de trabajo muscular. Ningún costoso tratamiento logra los resultados de los cambios de hábito, ni sirven demasiado si no se tiene esa base de ejercicio y alimentación sana.

La celulitis tiene más que ver con la piel que con la grasa, por lo que muchas mujeres que tienen un peso saludable aún tienen celulitis. La celulitis es causada por una interrupción en las fibras de colágeno que conectan la piel y la capa de grasa debajo de ella. Cuando se debilitan estas fibras, la capa de grasa se hace más visible superficialmente.

Este tratamiento de café ayuda, como dijimos, a eliminar los líquidos que se retienen en las células adiposas, ayudando a que la celulitis se note menos. El masaje además, estimula la circulación lo cual oxigena los tejidos y ayuda a regenerar el colágeno de los mismos.

La dieta y el ejercicio, finalmente, disminuyen la adiposidad. Todo en su conjunto, atenúa la celulitis.

Puedes simplemente mezclar la borra de café con un gel de ducha, o probar esta receta más completa, que aporta otros nutrientes excelentes para la piel, que la dejarán hidratada, suave y humectada.

Mezcla una taza de borra de café con un cuarto de taza de sal marina, seis cucharadas de miel y aceite de oliva hasta lograr una pasta que sea fácil de aplicar. Realiza un suave masaje circular en todas las zonas afectadas por la celulitis, aplicando esta pasta de café y miel. El aroma es delicioso, lo cual ayuda a relajarte y a disfrutar más de este tratamiento, potenciando el resultado. Deja actuar unos minutos, y luego te das una ducha para retirar el exfoliante de café.

La constancia en el tratamiento es lo que ayuda a lograr buenos resultados. Aprovecha tu café diario para realizar este tratamiento unas dos o tres veces a la semana.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*