Tratamientos naturales para eliminar el enrojecimiento de la piel

El enrojecimiento o la rosácea, es un trastorno crónico de la piel que aparece principalmente en la zona del rostro, cuello y ocasionalmente en el tórax. Puede manifestarse por diferentes motivos como irritaciones, acné, quemaduras, alergias o reacciones a determinados productos o alimentos. 

Además de concurrir a un dermatólogo para evaluar la causa de este problema, existen algunos remedios caseros con ingredientes fáciles de conseguir para normalizar el aspecto de la piel, en casos de enrojecimientos temporales:

 

#1 Paños de agua fría

Una solución rápida consiste en remojar una toalla o compresa con agua fría y colocarla sobre la zona afectada, presionando durante algunos segundos. El efecto refrescante y frío aliviará la zona irritada. La ingesta de bebidas frías también es beneficioso y tiene el mismo efecto que las compresas.

 

#2 Aloe vera

Extraer la pulpa (gel transparente) de esta planta y aplicar suavemente de forma circular sobre la piel, para que actúen las propiedades hidratantes y refrescantes del aloe.

 

#3 Vinagre de manzana

Mezclar media taza de agua (temperatura normal) con una cucharada de vinagre de manzana. Empapar el preparado en un trozo de algodón y esparcir por la piel.

 

#4 Tomate

El jugo de tomate aplicado en la piel actúa como un astringente natural para el cuerpo, con beneficios para la desinflamación, cicatrización y tonificación de la piel. Realizar una mascarilla casera licuando un tomate y aplicarlo en la zona afectada. Retirar con agua tibia.

El jugo de tomate aplicado en la piel actúa como un astringente natural para el cuerpo.
El jugo de tomate aplicado en la piel actúa como un astringente natural para el cuerpo.

#5 Infusión de manzanilla

Lavar diariamente la piel mezclando dos bolsitas de té de manzanilla con agua tibia. Secar suavemente y enjuagar.

 

#6 Aceite de hígado de bacalao

Este producto es popularmente reconocido por sus beneficios para la salud. Aplicar una cucharada de este aceite sobre la piel roja y dejar actuar unas horas. Se puede realizar durante la noche y enjuagar la zona al día siguiente.

 

#7 Avena

La avena es un alimento nutritivo para el cuerpo (tanto para el exterior como para el interior) y contiene propiedades calmantes y analgésicas, ideales para curar las distintas afecciones de la piel. Para realizar esta mascarilla mezclar un poco de avena con leche hasta formar una pasta. Con los dedos de la mano distribuir esta preparación por la zona deseada.
Dejar actuar 10 minutos y enjuagar.

 

#8 Miel

Humectante natural con propiedades curativas y antimicrobianas. Mezclar una cucharada de este producto con un poco de leche y esparcir por el rostro. Dejar actuar hasta que la mezcla se seque y retirar con agua tibia.

 

#9 Pepino y jugo de limón

Cortar una rebanada de pepino, agregarle tres gotas de jugo de limón y colocarlo sobre la zona enrojecida durante 15 minutos. Realizar este procedimiento dos o tres veces por semana.

 

#10 Crema con receta médica

En el mercado, existe una variedad de medicamentos antiinflamatorios y antimicrobianos que –previa indicaciones de un especialista médico- pueden contribuir a reducir la inflamación de la piel y tratar el problema de la rosácea.

Estos 10 tratamientos pueden ayudar a reducir el color rosáceo, además de desinflamar, calmar el ardor e hidratar la piel. Sin embargo, es importante tener en cuenta que si el problema persiste lo mejor es consultar a un especialista médico para realizar un procedimiento adecuado a cada caso específico.


Acerca de Maria Laura Cóceres 33 Articles
Soy comunicadora social. Tengo 25 años. Santafesina. Curiosa por naturaleza, disfruto escribiendo y compartiendo temas de interés general.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*