Entérate de lo último en tratamientos sofisticados para combatir las várices

tratamiento para varices

Las várices pueden aparecer a temprana edad, tanto en mujeres como en hombres, o devenir de un exceso de actividades de pié, sumado a una debilidad de los vasos y más aún si se tiene algo de sobrepeso. Los especialistas en afecciones del sistema venoso, dedicados a la angiología y cirugía cardiovascular, intentan mediante el trabajo en conjunto con tecnólogos e investigadores, ofrecer a los pacientes los tratamientos menos dolorosos, más rápidos y efectivos.

Básicamente los procesos que vamos a describir brevemente, buscan en primer lugar mejorar la salud del afectado, y por supuesto atender la estética para que sea un trabajo perfecto por donde se lo mire. Además son intervenciones ambulatorias y prácticamente inocuas.

En el caso de tratar várices gruesas, provenientes por insuficiencia en la vena safena, o várices medianas reticulares, la escleroterapia con espuma o foam es indicada. Esta espuma resulta de combinar una solución jabonosa esclerosante con aire en proporciones específicas. La espuma obtenida se inyecta en el vaso y empuja la sangre. La ventaja es que se utiliza menos cantidad de esclerosante y los resultados son mayores a simple vista.

El tratamiento recomendado para combatir várices pequeñas y arañas vasculares es la escleroterapia por transiluminación. Aquí también se inyecta una substancia esclerosante en las lesiones, que genera una irritación y luego el cierre del vaso.

Generalmente en ambos tipos de escleroterapia no es necesario usar anestésicos por lo que los pacientes vuelven de inmediato a sus rutinas, y las aplicaciones se realizan cada tres semanas, controlándose los resultados anualmente.

Otro tratamiento para combatir las várices más difíciles de erradicar, y no tener que someterse a cirugía, es la microflebectomía. En este caso, se hacen incisiones microscópicas en las piernas para extraer con una herramienta especial con forma de ganchos, los paquetes de várices. Esto evita tener que abrir la piel y luego suturar, además de que garantiza que el paciente pueda regresar de inmediato a su casa. Como es de esperarse, en este tipo de procedimientos se utiliza anestesia local para insensibilizar el sistema nervioso.

Estos son algunos de los avances de la angiología para el tratamiento de várices, los que promueven la efectividad y la rápida acción, siempre buscando la comodidad del paciente, los mejores resultados estéticos y evitar llegar a la instancia quirúrgica.


Acerca de Analia Cabrera 46 Articles
Redactora en Red Estrategia. Santacruceña de cuna y alma, santafesina por adopción.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*