Salud y belleza: cuidados para la columna

tratamientos lumbares

tratamientos lumbares

 

Una buena postura además de sugerir seguridad, presencia, y lucir la ropa de otra manera caminando con la mirada al frente, el pecho hacia fuera y un correcto balance de los brazos, se deslumbran a quien lo mire, lo que a su vez indica una fortaleza muscular y ósea importantes, detalle no menor en cuanto a la salud de la espalda se refiere. Porque no solo es una cuestión de belleza y estética, la columna y “el conjunto” de músculos, huesos y ligamentos que la acompañan, son el principal sostén de hombre, desde que camina sobre sus dos piernas.

Algo más del 80 % de las molestias y dolores de espaldas son el resultado de músculos y ligamentos débiles o que han sufrido alguna lesión, lesiones que suelen coincidir con la curvatura de la columna. La sobrecarga en el entrenamiento, por ejemplo, las repeticiones en la hiperextensión en la columna y los giros torpes de la misma, son la causa más común de las lesiones a nivel ósea en esta región de la anatomía humana.

Los especialistas en recuperación y rehabilitación de este tipo: kinesiólogos y deportólogos, recomiendan adquirir ciertos cuidados sencillos en la conducta postural cotidiana. Por ejemplo a la hora de descansar acostados, una persona debería contar con dos almohadas: una para su cabeza y la otra para trasladarla, debajo de la zona lumbar (antes del comienzo de los glúteos), cuando se duerma boca arriba, lo que obligará a apoyar completamente la espalda sobre el colchón. Si dormimos de costado, se debería ubicar la almohada entre ambas rodillas flexionadas o semiflexionadas en 45 grados; esto igual ayuda a mantener una posición lo bastante derecha de la espalda, durante las horas de descanso.

También cuando se realizan tareas domésticas como planchar, o alguna actividad laboral como estilismo u odontología, que implique estar mucho tiempo de pie, se aconseja pararse desplazando un poco más el peso sobre una de las piernas, y la otra semiflexionarla e ir alternando entre las dos. Al momento de cargar cosas, siempre agacharse a la altura del objeto que desea levantar, y acercar las rodillas, sacando a la vez pecho para distribuir bien el peso de la carga, y siempre evite inclinarse hacia atrás o delante, concentrando la fuerza en las extremidades.

Estos son solo unos simples tips que pueden incorporase de apoco en la rutina, hay muchos otros más. Ahora en el caso de lesiones de columna de importancia, hay que consultar a los profesionales, quienes generalmente indican tratamientos por medios físicos con aparatología que brinda frío y calor, disminuyendo los dolores. En el caso de tener que regenerarse tejidos musculares o reordenar vertebras, el ultrasonido es el indicado, sin necesidad aún de recurrir a la cirugía.

Por lo tanto, lo ideal para revenir o aliviar los dolores y molestias provenientes de la columna, hay que acompañar las indicaciones de los profesionales con un buen habito postural, con ejercicios que fortalezcan los músculos directamente relacionados con la zona como: espinales, abdominales, y la propia espalada, así como una alimentación rica en proteínas y calcio, para darles rigidez. Solo es cuestión de ponerse en marcha e implementarlo para obtener una buena y elegante postura, además de mejorar la salud de la columna.


Acerca de Analia Cabrera 46 Articles
Redactora en Red Estrategia. Santacruceña de cuna y alma, santafesina por adopción.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*