Ultracavitación: Lo último para eliminar grasas de forma fácil

Es nada mas ni nada menos que un tratamiento de los más utilizados por las mujeres y aquellos que tienen algunos kilos demás y desean sacárselos de encima. Este sistema ayuda a eliminar grasas y celulitis, “con poco esfuerzo” ¿Sabes de qué se trata?

Sin dudas, la ultracavitación es una de las últimas novedades en medicina estética en tratamientos reductores. Es un tratamiento de gran auge en estos momentos, esta técnica, también llamada “liposucción sin cirugía”. Es si se quiere, una alternativa de vanguardia a las intervenciones quirúrgicas, un método no invasivo e indoloro que permite eliminar los depósitos de grasa sin recurrir al bisturí.

Muchas personas que se sometieron a este tipo de tratamiento, aseguran que sus resultados son inmediatos. Muchos aseguran que pueden obtenerse una reducción de hasta dos talles en dos o tres sesiones solamente. En general se recomiendan entre 6 y 12 sesiones como suficientes para el tratamiento completo. Las zonas más frecuentes de aplicación son abdomen, muslos, pantalón de montar y flancos.

Como complemento se aconsejan sesiones de drenaje linfático y seguir una dieta hipocalórica. Es importante que el paciente beba abundante agua antes y después de cada sesión (entre 1.5 y 2 litros diarios). Este tratamiento es el único método que consigue eliminar la grasa a nivel celular, evitando su reproducción. La grasa se elimina fácilmente mediante el sistema linfático y la orina. Este método también mejorará la piel en su aspecto y rejuvenecerá la zona tratada.

La Ultracavitación es un tratamiento sin riesgos y es indoloro.
La Ultracavitación es un tratamiento sin riesgos y es indoloro.

La Ultracavitación no tiene efectos secundarios. Sin embargo, este proceso no pueden realizarlo mujeres embarazadas, personas que tengan alguna prótesis en la zona a tratar, con epilepsia, ni personas con marcapasos y personas que tengan alguna infección. El tratamiento es efectivo, no requiere anestesia, no es invasivo, ni requiere reposo, lo más importante: no tiene riesgos y es indoloro.

Algunos aspectos que deben tenerse en cuenta para la aplicación de este tratamiento son: el espesor del pliegue graso, aplicar la técnica transversal siempre que sea posible, es un tratamiento no invasivo, el paciente no percibirá dolor, no sufrirá hematomas y puede continuar con sus actividades de manera normal.


Acerca de María Leticia Ditrani 14 Articles
Mi nombre es Leticia pero me gusta que me llamen Leti. Soy de Rosario, Licenciada en Comunicación Social. “Canalla desde mi más tierna edad” parafraseando a Fito. Doy clases de Computación y me gusta mucho todo lo relacionado a la Informática y a los medios de comunicación en general.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*