¿Por qué algunos cabellos son lacios y otros rizados?

Es habitual que las personas estén disconformes con su cabello natural: los que tienen pelo lacio lo quieren con rizos, y los que nacieron con una cabellera ensortijada, darían lo que fueran por tener un pelo liso. En las mujeres, esta paradoja es todavía más notoria. Pero lo que no todo el mundo se pregunta es qué es lo que determina que algunos cabellos sean lacios y otros rizados.

Lo que determina que un cabello sea lacio o rizado, es la forma del folículo. Si esta forma es redonda, el cabello nacerá lacio. Pero si su forma es achatada y elíptica, entonces dará lugar a un pelo rizado.

Para comprenderlo, es como si se tratase de una manga de pastelero, que le da forma a la tira de crema que genera. Así, los pasteleros decoran sus postres con mangas lisas o rizadas, y ciertamente, le dan distintos efectos que les permiten diseñar su decoración.

Existe además un componente genético-hereditario que determina que tengamos pelo liso o rizado. Es así que heredaremos esta característica de cabello de alguno de nuestros padres. Es habitual además que el tipo de pelo se relacione con la raza, teniendo los caucásicos en general pelo lacio u ondulado, predominando el lacio en los asiáticos y el rizado en las personas de raza negra.

El pelo está formado por una fibra de queratina, y en su estructura encontramos una raíz y un tallo – que es la hebra de cabello tal como la vemos. Se forma en un folículo de la dermis, y su característica es que las células permanecen unidas siempre unas con otras, formando una queratina muy resistente. La zona papilar o papila dérmica está compuesta de tejido conjuntivo y vasos sanguíneos, que le aportan al pelo las sustancias necesarias para su crecimiento.

En la cabeza hay alrededor de un millón de cabellos, siendo entre 100.000 y 150.000 los del cuero cabelludo. El pelo de la cabeza tiene la función de mantener el calor corporal y le ofrece al cráneo cierta protección contra los golpes. Las pestañas protegen los ojos disminuyendo la cantidad de luz y polvo que pueda dañarlos, mientras que las cejas atajan las gotas de sudor que pudieran gotear desde la frente.

El pelo liso, lacio o lisótrico, se caracteriza porque la forma del folículo es redonda y está orientada verticalmente a la superficie de la piel, formando un ángulo recto con ella.

El pelo ondulado o cinótrico, tiene un folículo de forma oval y está orientado formando un ángulo agudo con la superficie del cuero cabelludo.

Finalmente, el pelo rizado o ulótrico tiene un folículo de forma elíptica y la orientación es paralela a la superficie de la piel.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*